PRESUPUESTOS

La explanada de embolsamiento costará un millón al año y la Ciudad espera que Interior pague la mitad

La explanada de embolsamiento costará un millón al año y la Ciudad espera que Interior pague la mitad
Imagen de la explanada.
Imagen de la explanada.  

El Consejo de Gobierno ha acordado este lunes transferir a Amgevicesa una partida de 250.000 euros para cubrir los gastos de la explanada de embolsamiento de los vehículos que se dirigen a Marruecos, donde la sociedad municipal emplea a 33 personas, hasta final de año. El Ejecutivo de Vivas espera que a partir de 2019 ya no tenga que soportar esa carga presupuestaria en solitario y que el Ministerio del Interior, tal y como le va a pedir la Delegación, se haga cargo del 50%.

La Administración General del Estado tendría que aportar, según las estimaciones realizadas por la Ciudad, medio millón de euros al año.

De momento, aparte de los gastos de funcionamiento de la recta final de este año, el Gobierno local ha pagado también el acondicionamiento de la parcela, encomendado a Tragsa y en el que todavía falta por implementar un sistema que advierta en tiempo real a los usuarios del periodo de espera para poder partir hacia el Tarajal.

Tras su apresurada entrada en fucionamiento los servicios de la Administración autonómica han seguido trabajando para poner en funcionamiento sanitarios para los usuario, grifos de agua, zonas de sombra, espacios para el depósito de residuos y otros elementos.

Uno de los escollos por resolver es cómo poner en marcha un punto de venta de bebidas o alimentos en el interior de la explanada para evitar, por motivos de seguridad, el trasiego de dentro a fuera y viceversa de quienes están aguardando turno.

El portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, también ha reconocido este lunes que las instituciones y las Fuerzas de Seguridad deben "coordinarse mejor" para evitar que, como sucedió el viernes pasado, la Guardia Civil levante de repente y sin preaviso su puesto de derivación de vehículos de la N-352 hacia la explanada para que no circulen directamente de 10.00 a 22.00 horas a la frontera desde el centro.

El consejero de Gobernación también se ha reconocido "preocupado" por las medidas de presión adoptadas por los empresarios del Tarajal para intentar forzar la apertura de la 'puerta norte' de los polígonos, clausurada para evitar las escenas cotidianas de avalanchas de porteadores sobre la frontera ordinaria. "Todo lo que hacemos en la frontera y su entorno es precisamente para mejorar la actividad comercial y esperamos que la situación se normalice con rapidez", ha dicho sobre el 'plante' patronal, que ha prescindido de la seguridad privada.