La APDHA acusa a la Delegación de intentar “ocultar” la situación de las porteadoras en el 'Tarajal II'

Las autoridades marroquíes han cerrado la frontera este martes durante unos 45 minutos.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado este martes que la Delegación del Gobierno en Ceuta ha impedido a varios de sus representantes conocer de primera mano la situación y el funcionamiento del paso fronterizo exclusivo para porteadores marroquíes del 'Tarajal II', cuyo entorno está siendo escenario de aglomeraciones y avalanchas en el lado español y protestas en el país vecino desde su apertura, el pasado 27 de febrero.

En un comunicado a los medios, la APDHA ha tildado de “intolerable” la “prohibición” y las “implícitas amenazas” que asegura haber recibido de la Delegación, que en declaraciones a Ceutaldia.com ha negado haber recibido ninguna solicitud “formal” para visitar el paso fronterizo.

La Asociación ha asegurado que el 16 de marzo pidió “telefónicamente” permiso para que “una pequeña delegación formada por tres personas” reconociese el 'Tarajal II' y que a continuación remitió vía correo electrónico una petición en el mismo sentido con el objetivo de “seguir haciendo propuestas que ayuden a paliar la situación tan vulnerable de las mujeres marroquíes que portan mercancías en las fronteras de Ceuta y Melilla”.

“La respuesta no puede ser más preocupante ya que la Delegación del Gobierno primero prohibió la visita al 'Tarajal II' por razones de seguridad y advirtió de los efectos de nuestra presencia, haciéndonos responsables de posibles aglomeraciones o riesgos para las personas e instándonos finalmente a no realizar ninguna actividad”, ha resumido la APDHA.

La organización no gubernamental interpreta que esta actitud institucional “plantea suficientes dudas sobre si lo que se desea es ocultar lo que está sucediendo en el 'Tarajal II', particularmente las consecuencias, estas sí bien claras, de la nefasta gestión de porte de mercancías que, bajo pretendidas razones de seguridad, olvidan a las porteadoras y sus derechos”. La APDHA ha dejado claro que “no cejaremos en nuestro empeño de realizar esta visita de forma legal y oficial, como entendemos que corresponde al papel de las ONG de derechos humanos”.

El tránsito fronterizo ha permanecido este martes totalmente cortado durante aproximadamente 45 minutos después de que "alrededor de 2.000 personas" se concentrasen en el lado marroquí para protestar por las nuevas condiciones de cruce tanto para porteadores como para el resto de personas.