CARTA DEL COACE

Los arquitectos reprochan a Vivas que les dé "la puntilla" con Tragsa apartándoles de las obras públicas

Los arquitectos reprochan a Vivas que les dé "la puntilla" con Tragsa apartándoles de las obras públicas
Néstor García, con el título de la acción de Tragsa adquirida por la Ciudad.
Néstor García, con el título de la acción de Tragsa adquirida por la Ciudad.  

La lluvia de millones, cuarenta, en obras públicas que ya se están ejecutando o comenzarán a realizarse durante los próximos meses prometida esta semana por el presidente de la Ciudad no alcanzará a mojar siquiera a los arquitectos de Ceuta, que recelan del afán del Ejecutivo local por asegurarse, supuestamente, su finalización antes de las próxims elecciones encargando todo el trabajo directamente a Tragsa.

Ete sábado el Colegio de Arquitectos ha hecho pública una carta abierta al presidente de la Ciudad en la que recuerda "aquella desahogada situación presupuestaria de la primera década del siglo XXI, la cual propició que la Ciudad y sus sociedades (PROCESA, EMVICESA…) invirtieran notablemente en Ceuta licitando un amplio número de obras y proyectos, a cuya ejecución y redacción se podía optar en libre concurrencia".

"La crisis económica de 2008 llegó a Ceuta dos años más tarde y aún perdura, afectando gravemente al gremio de la construcción en nuestra ciudad por los problemas derivados de la quiebra de promociones y promotores, por la falta de inversión de la Administración y por las restricciones a la contratación de las PYMEs", contextualiza la misiva, que destaca que "la eterna" revisión del PGOU, no terminada y sin fecha de finalización, no ha ayudado en nada.

El panorama ha terminado de ensombrecerlo, a sus ojos, el convenio suscrito a finales de marzo entre la Ciudad de Ceuta y el Grupo TRAGSA, mediante el cual se ha formalizado el procedimiento de las encomiendas de gestión "aunque la compra de la acción que lo legitima no se ha hecho efectiva hasta el pasado 18 de septiembre", que "viene a darnos la puntilla a los constructores y a los arquitectos por la imposibilidad de acceder a las obras y proyectos que la nueva 'bonanza económica' de la Ciudad permite".

A juicio del COACE, con Tragsa se renuncia a la licitación abierta "en aras de unas supuestas garantías (técnica, de calidad, plazo y precio), fácilmente refutables –como se ha venido demostrando–, y ello sin olvidar que las encomiendas no se ajustan" a las funciones asignadas a Tragsa.

"Desde la profunda inquietud del COACE por su futuro inmediato, ante la sinergia negativa que sufrimos los arquitectos desde hace casi una década, queremos recordarle, señor presidente", termina la carta, "que esta institución colegial representa a un buen número de técnicos ceutíes que antaño trabajamos para esa Administración y hemos seguido aquí, soportando esta durísima situación en nuestro sector, en época de 'vacas flacas".

"Ahora que vuelven las 'gordas' al amparo de los Presupuestos de la Ciudad, con un Plan de Inversiones creciente hasta el final de la legislatura, vemos con asombro cómo, desde la Administración que preside, se prefiere encomendarle el trabajo al Grupo TRAGSA en lugar de licitar las obras y proyectos para que podamos optar en libre concurrencia los constructores y los técnicos locales", concluye.