La articulación de intereses y competencias sectoriales, reto de la revisión del PGOU


La articulación de intereses y competencias sectoriales, reto de la revisión del PGOU

- La subdirectora general de Urbanismo del Ministerio de Fomento inaugura las Jornadas Divulgativas sobre el Plan General de Ordenación Urbana que este martes acoge la Biblioteca Pública

- Ángela de la Cruz asume que actualizar el documento "no es fácil" por todas las partes que tienen que entrar en juego pero subraya que "24 años", como el caso local, "es mucho"

La subdirectora general de Urbanismo del Ministeiro de Fomento, Ángela de la Cruz, ha abierto este martes en la Biblioteca Pública ante una Sala de Usos Múltiples abarrotada las Jornadas Divulgativas sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) organizadas por el Instituto de Estudios Ceutíes (IEC) y la Ciudad Autónoma.

La técnico de la Dirección General de Arquitectura y Suelo ha centrado su intervención, titulada 'Revisión de planeamiento e intereses sectoriales: un proceso complejo de articulación de competencias', en el marco normativo que regula el control de una Administración sobre otra en esta materia, "muy limitado", y en los distintos informes "preceptivos y vinculantes" que es necesario recabar.

De la Cruz ha reconocido que hace dos años se detectó que el encaje de competencias de Defensa, Costas, Carreteras, Puertos, Aviación Civil, Confederaciones Hidrográficas, etcétera, sobre la planificación horizontal era uno de los elementos que podían entorpecer la reactivación económica.

"La revisión de un Pln no es un sumatorio en el que simplemente haya que añadir los distintos informes", ha advertido la subdirectora general, que ha alertado de que, aún no teniendo la trascendencia de los vinculantes, la no solicitud de informes preceptivos puede acabar convirtiendo un documento en nulo.

Durante su exposición también ha alertado sobre la interpretación del silencio administrativo como positivo, "una trampa mortal" porque tal lectura solo sirve "para continuar el procedimiento sin perturbar ni invadir competencias". Cuando dichos dictámenes no se emiten en tiempo afloran las "presiones" y las demoras que alargan durante años los expedientes hasta el punto de que "nacen prácticamente muertos".

En el caso de Ceuta, por ejemplo, son preceptivos y vinculantes los informes que se deben emitir sobre el Dominio Público Portuario, sobre el Hidráulico, sobre el Marítimo-Terrestre, sobre los Bienes de Interés Cultural (BIC), el suelo militar de Defensa, Carreteras... Cada uno tiene su propia normativa, sus servidumbres, sus plazos...

"Revisar un PGOU no es fácil, en gran medida porque es necesario hacer ese trabajo de articulación de intereses sectoriales, pero 24 años es mucho tiempo", ha bajado al caso concreto de la ciudad autónoma, donde ha animado agarrada a la letra del tango a "impedir que se marchite la frente y platee la sien" culminando cuanto antes el proceso iniciado.

A preguntas de los asistentes, De la Cruz ha defendido el derecho del poder ejecutivo a primar un interés público u otro en la motivación de las modificaciones a introducir siempre y cuando, eso sí, su "discrecionalidad" no incurra en ilegalidades hasta convertirse en "arbitrariedad" y las alegaciones se contesten de forma individualizada y razonada "en términos de calidad más que de cantidad". La subdirectora también ha defendido que el papel del Ministerio de Fomento en el proceso, "que no es de planificación sino de control del cumplimiento de la normativa", se ejecuta "con visitas frecuentes para conocer circunstancias y problemáticas". 

La articulación de intereses y competencias sectoriales, reto de la revisión del PGOU