OPOSICIONES

Los aspirantes a policías locales con un peso excesivamente alto o bajo serán excluidos de entrada

Los aspirantes a policías locales con un peso excesivamente alto o bajo serán excluidos de entrada
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Las bases de la convocatoria para la provisión de otras 9 plazas en la Policía Local pactadas esta semana por el Gobierno y los sindicatos establecen que en el reconocimiento médico general se tendrá en cuenta "medición del peso en relación con el índice de masa corporal, valoración del oído, la vista, el equilibrio, la coordinación muscular, el aparato cardiovascular, el aparato respiratorio y exploración médica general", a fin de “valorar el funcionamiento, las posibles malformaciones y alteraciones en los diferentes aparatos que dificulten o impidan el ejercicio de las funciones de policía local”.

talla pesoSerá excluyente un peso corporal superior al 10% del peso máximo que corresponde por la estatura y el sexo e inferior a un 5% al peso mínimo indicado por la estatura y el sexo, de acuerdo con las tablas por sexos y por estatura establecidas, que por ejemplo asignan a un hombre que mida 1,75 metros un peso normal de entre 62 y 77 kilogramos (entre 57 y 73 si se trata de una mujer).

Se efectuará, como mínimo, análisis de orina, análisis de sangre, electrocardiograma, espirometría basal forzada, test de agudeza visual sin corrección y audiometría vía aérea. Al inicio del reconocimiento médico los aspirantes tendrán que formalizar un cuestionario médico orientativo con la declaración jurada de enfermedades y de tratamientos médicos. El hecho de que un aspirante no formalice este cuestionario, así como la omisión intencionada o la falsedad de los datos solicitados, comportará su exclusión automática del proceso selectivo.

Quienes superen el reconocimiento pasarán al test eliminatorio (con entrevista posterior) para “comprobar que las actitudes y rasgos de personalidad de los aspirantes son los más adecuados para la función policial. Se evaluarán actitudes intelectuales y características de la personalidad. A cada aspirante apto se le facilitará en la siguiente prueba un vehículo, y acompañado por uno o varios miembros del Tribunal, se trasladará a uno o varios sitios o lugares de la ciudad que previamente les serán indicados.

Antes del ejercicio teórico (consistirá en desarrollar por escrito durante un periodo de cuatro horas y treinta minutos, tres temas elegidos al azar, uno de cada uno de los grupos establecidos, con posterior lectura pública) se deberán realizar los seis ejercicios físicos, en los que se han introducido algunas novedades.

Pruebas físicas

Hombres (en no más de 5 minutos y 20 segundos) y mujeres (en un máximo de 5 minutos y 55 segundos) deberán cubrir 1.500 metros en la carrera de resistencia, donde las féminas habían realizado un kilómetro en las últimas oposiciones.

En la prueba de natación de 50 metros, que sirve para “medir la aptitud global del aspirante respecto al medio acuático” ya no se marcará la escala de puntuaciones entre una marca mínima (de 46 segundos en el caso de los hombres y de 50 en el de las mujeres) y la mejor obtenida por los aspirantes sino que todo hombre que lo haga o baje de 29 y toda fémina que haga lo mismo con 33 obtendrá puntos diez.

Idéntico cambio se introduce en la prueba de obstáculos (concebida para “medir principalmente la agilidad de movimiento del aspirante”) y el ‘8x6 metros’, que evalúa “la velocidad de desplazamiento, la agilidad y la coordinación”. Todos tendrán que lanzar a un mínimo de 7,5 metros un balón medicina de 5 ó 3 kilogramos de peso, según el caso, para demostrar su “potencia muscular general” y “las condiciones biomecánicas de las palancas óseas del aspirante”. El diez se alcanzará superando los diez metros.

En la carrera de velocidad de 50 metros los hombres no podrán tardar más de 7,20 segundos y las mujeres no más de 8,20 con posibilidad de hacer hasta dos intentos “con descanso intermedio”.

El Tribunal podrá requerir cuando quiera y de forma aleatoria al personal médico designado por el órgano competente de Recursos Humanos de la Ciudad para el reconocimiento médico la realización de pruebas de consumo de sustancias o grupos farmacológicos prohibidos, de estimulantes o cualquier tipo de dopaje. Quedarán automáticamente eliminados los que den positivo al consumo de dichas sustancias.