REUNIÓN EN DELEGACIÓN

Los autobuses urbanos deberán someterse a la normativa de seguridad vial y de los pasajeros

Los autobuses urbanos deberán someterse a la normativa de seguridad vial y de los pasajeros
Imagen de la reunión con la empresa concesionaria del servicio.
Imagen de la reunión con la empresa concesionaria del servicio.  

Las Delegación del Gobierno ha recibido este lunes a representantes de la Ciudad y la empresa 'Hadú-Almadraba', concesionaria del servicio de transporte público en autobuses urbanos que la Administración local tiene pendiente de licitar, para "establecer vías de colaboración para evitar situaciones como las acontecidas la pasada semana", cuando la compañía llegó a suspender servicios alegando que estaba siendo acosada por la Guardia Civil, que ha impuesto multas debido a la sobreocupación de los vehículos.

La institución de la Plaza de los Reyes ha acogido dos reuniones. La primera, con la empresa, ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno y del consejero de Sanidad. En ella se ha acordado "velar por la seguridad de los viajeros que utilizan esta línea manteniendo un escrupuloso respeto por las normas de Seguridad Vial".

Posteriormente, Salvadora Mateos ha mantenido un segundo encuentro con el Comité de Empresa y con la Federación de Transporte de CCOO. En él se ha manifestado la voluntad de los trabajadores de "evitar este tipo de conflictos".

Según la Delegación, "la mutua colaboración, defendida por ambas partes, y un diálogo directo con este ente gubernativo cuando sucedan situaciones conflictivas, ha sido el compromiso adquirido en aras a mantener la normalidad en esta línea que utilizan centenares de pasajeros cada día".