Biocarburantes del Estrecho acusa a la Ciudad de "maltratar" el proyecto de la planta de biodiésel


Biocarburantes del Estrecho acusa a la Ciudad de "maltratar" el proyecto de la planta de biodiésel

-La empresa asegura que la instalación es totalmente segura, incluso más que otras que operan en Ceuta con materiales peligrosos

-El Gobierno local mantiene que la negativa se ha debido a los informes técnicos

La empresa Biocarburantes del Estrecho ha acusado a la Ciudad de "maltratar" el proyecto de la planta de biodiésel, tras conocer que el Gobierno local da prácticamente por descartada la iniciativa. Mientras que el Ejecutivo mantiene que los informes técnicos impiden la construcción de la planta, la empresa defiende que se trata de una instalación totalmente segura.

Un enfrentamiento entre Ciudad Autónoma y Biocarburantes del Estrecho que se ha producido durante todo el verano y con una inversión de 72 millones de euros de fondo y en la cuerda floja. La empresa se enteró de la negativa del Gobierno por una llamada de la agencia Europa Press, cuando considera que quien debería haber comunicado la decisión "antes que a la prensa, debería haber sido algún portavoz del Gobierno de la Ciudad de Ceuta", indica una nota remitida por la sociedad.

Los responsables de Biocarburantes se sienten “maltratados” por el trato dispensado por el Gobierno y consideran "que es un acto de inseguridad jurídica que tendría un efecto muy negativo sobre las capacidades futuras de atraer inversiones por parte de Ceuta". Biocarburantes del Estrecho está a la espera de recibir una comunicación formal del Gobierno de la Ciudad con los argumentos técnicos por los que se rechaza el proyecto. Una vez conocidos los motivos de la Ciudad para denegar el proyecto, la empresa procederá a ejecutar las acciones "que estime convenientes para poner en evidencia la seguridad que presenta la planta de biodiésel para los ciudadanos ceutíes y la falta de imparcialidad demostrada por el Gobierno de Ceuta durante todo el proceso". Biocarburantes del Estrecho "lamenta" que el Gobierno de la Ciudad no haya tenido "la valentía suficiente para sacar adelante un proyecto que, a todas luces, presenta numerosas ventajas económicas, sociales y estratégicas para toda la zona", al contemplarse una inversión de 72 millones de euros, "la más alta realizada hasta el momento en Ceuta por capital privado". La empresa mantiene que la instalación es totalmente segura, más incluso que otras que operan en Ceuta con materiales peligroso, y ha puesto como ejemplo la presencia del remolque-depósito de queroseno presente en el helipuerto. Además, el consejero delegado de Biocarburantes, Juan Carlos Smith, ha asegurado que las distancias de seguridad con núcleos habitados se superan ampliamente, y que incluso ofrecieron enterrar los depósitos para dar mayor tranquilidad.

La Ciudad se ampara en los informes técnicos

Por su parte, el Gobierno local ha asegurado en un comunicado que apoya "cualquier iniciativa empresarial que contribuya a dinamizar el tejido productivo local en todas sus vertientes", pero siempre condicionado  "al aval técnico pertinentemente, establecido en la normativa vinculante por razón de la materia". El proyecto que se pretende implantar se ve inhabilitado para su ejecución según la Ciudad por  dos informes técnicos "suscritos por cualificados funcionarios de la Ciudad Autónoma adscritos a las Consejerías de Sanidad y Consumo; Medio Ambiente y Servicios Urbanos y la de Fomento".

Estos informes son negativos por la cercanía de la actividad a las viviendas de la Junta Obras del Puerto, el Colegio Ortega y Gasset y otros establecimientos y dependencias. El metanol que se prevé utilizar en el proceso de producción es según los informes una sustancia "altamente inflamable, tóxica y, por tanto, nociva para la salud de las personas".

La parte dispositiva técnica evacuada por Medio Ambiente dispone "el archivo de la tramitación solicitada por la empresa solicitante para la implantación de una central biodiésel en la ampliación de la fase I del Puerto de Ceuta dada la no justificación de la excepcionalidad a la distancia mínima exigida al núcleo de población más próximo por el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas según los antecedentes, informe técnico y fundamentos jurídicos expuestos".

Además, el Gobierno de Vivas explica que han sido múltiples los contactos con la empresa. El último con la intención de comunicar "extraoficialmente" la postura del Gobierno autónomo, que reitera que "como siempre ha sido absolutamente respetuoso con los criterios técnicos y da por sentado que estamos ante un expediente de carácter administrativo y, en absoluto, político".