TRIBUNAL DE CUENTAS

Uno de cada seis empleados de la Ciudad es indefinido "sin haber superado ningún proceso selectivo"

Uno de cada seis empleados de la Ciudad es indefinido "sin haber superado ningún proceso selectivo"
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El último informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas (TCu) sobre la Ciudad Autónoma, de reciente publicación y correspondiente al ejercicio 2015, alerta de que "la incorporación de trabajadores en años anteriores a la Administración de la Ciudad a través de sucesivos contratos laborales temporales para el desempeño de puestos permanentes y estructurales" ha originado "la caducidad de 328 puestos de trabajo de ofertas de ejercicios anteriores que estaban pendientes de ejecución".

A juicio del TCu, esas plazas "debieron haber sido provistas a través de sus oportunos procesos selectivos mediante convocatorias públicas" y el resultado de la política desarrollada por el Gobierno autonómico ha conllevado que "el 16% de los efectivos de la Ciudad al 31 de diciembre de 2015 son trabajadores vinculados a la Administración de la Ciudad de forma indefinida sin haber superado ningún proceso selectivo".

Según el Ejecutivo de Vivas, "las plazas procedentes de Ofertas de los años de 2000 a 2009, previa consulta elevada a la Dirección General de Función Pública, a instancia del propio Tribunal de Cuentas en 2014, se consideraron caducadas y, por tanto, no se ejecutaron, si bien está prevista la incorporación de las mismas en el Proceso de Estabilidad de Empleo Temporal". 

El Gobierno y los sindicatos pactaron a finales del año pasado unas bases generales que estipulan que la fase de oposición consistirá, en “ejercicio único”, en la realización de una prueba “de carácter teórico-práctico” a elegir entre tres a proponer por el Tribunal sobre las materias que compongan la materia de cada plaza.

El contenido “guardará relación con los procedimientos, tareas y funciones habituales de las plazas objeto de cada convocatoria”. Tendrá carácter eliminatorio y pesará un 55% de la puntuación total del proceso. Se valorará de  0 a 55 puntos y será necesario “obtener un mínimo de 27,5 puntos para superarlo”.

El 45% restante corresponderá a la fase de concurso, en la que “se valorarán los méritos alegados que sean justificados documentalmente y debidamente compulsados por los aspirantes en el momento de presentar la solicitud”. Esta fase “no tendrá carácter eliminatorio” y no podrá tenerse en cuenta para superar la fase de oposición pese a que será “previa” a esta última.

 

Superior categoría

Además, un 6% de la plantilla de la Ciudad desempeñaba en 2015 puestos de superior categoría y era retribuida por la diferencia de valor de las remuneraciones complementarias entre el puesto de trabajo accidentalmente desempeñado y el sustituido.

Para el órgano fiscalizador, esta práctica "habitual y permanente", además de suponer "una importante carencia y debilidad en la planificación de los recursos humanos de la Ciudad", contraviene el carácter coyuntural y accidental establecido para dichas retribuciones en el acuerdo y en el convenio colectivo de la Ciudad "y dificulta, asimismo, el sistema de libre acceso por parte del personal de la Ciudad a la promoción interna o al concurso de traslados en el caso de que se decidiera cubrir las vacantes existentes de estas formas".

El Gobierno ha prometido al Tribunal que su "intención" es "la realización de cuantas actuaciones sean necesarias para minorar lo más posíble el otorgamiento de autorizaciones para el desempeño de trabajos de superior categoría".