La calle Real se cerrará al tráfico entre Sargento Coriat y Agustina de Aragón desde el lunes


La calle Real se cerrará al tráfico entre Sargento Coriat y Agustina de Aragón desde el lunes

- Esta zona, semipeatonal, podrá ser utilizada solo por los residentes con plaza de garaje a causa de unas obras en la red de saneamiento 

- El autobús circular del centro modificará su recorrido pero el tránsito peatonal y la actividad comercial no se verán cerradas

- Las restricciones, provocadas por obras en la red de saneamiento, se prolongarán hasta el 9 de septiembre

Desde el próximo lunes y hasta el 9 de septiembre el tramo de la calle Real comprendido entre Sargento Coriat y Agustina de Aragón permanecerá cerrado al tráfico rodado. El cierre es consecuencia de la ejecución de unas obras de reforma de la red de saneamiento, que requerirán la apertura de esta vía, que en ese punto tiene un carácter semipeatonal.

Los trabajos se desarrollarán en la zona comprendida entre las calles Echegaray y Agustina de Aragón, aunque las restricciones al tráfico serán aplicadas solo desde Sargento Coriat.

A la zona podrán acceder "únicamente los residentes con plaza de garaje", según ha precisado el Ejecutivo ceutí este viernes a través de una nota de prensa. De este modo, la vía "no podrá ser utilizada durante este tiempo por los vehículos de los servicios públicos, como los de emergencias (Bomberos, Cuerpos de seguridad y ambulancias) y transporte público (autobuses y taxis), que son los que pueden circular por este tramo".

La actuación "no impedirá el tránsito de peatones y la actividad de los comercios ubicados en la zona, aunque sí obligará a modificar el recorrido de la línea de autobuses del centro". Después de salir de la plaza de la Constitución, el autobús circulará por Marina Española en dirección hacia la plaza de Maestranza, por lo que ya no hará la subida a través de la calle Millán Astray hacia la Plaza de los Reyes, como hace habitualmente.

La Ciudad Autónoma ha querido "pedir disculpas por anticipado" por las molestias que puedan causar estos trabajos, si bien resultan absolutamente necesarios para mejorar las condiciones de la red de saneamiento y prestar, así, un mejor servicio a los ciudadanos.

Aunque en un principio se ha estimado que los trabajos se prolongarán durante dos semanas, "se intentará que terminen cuanto antes para causar las menos molestias posibles".