MOVILIZACIÓN

Un centenar de empleados públicos piden en la plaza de los Reyes recuperar sus derechos

Un centenar de empleados públicos piden en la plaza de los Reyes recuperar sus derechos
Un centenar de empleados públicos se han manifetado ante la Delegación del Gobierno.
Un centenar de empleados públicos se han manifetado ante la Delegación del Gobierno.  

La crisis como coartada ha dejado una cicatriz visible en todo el ámbito económico, también en el sector público: pérdida de poder adquisitivo, pérdida de empleo y pérdida de derecho a la negociación. Con una lógica aplastante los sindicatos, las dos principales centrales del país, Comisiones Obreras (CCOO) y UGT reivindican ahora que si se ha salido de la crisis se empiece a borrar también la cicatriz y se recupere el poder adquisitivo perdido, los empleos y el derecho a la negociación. Con ese espíritu ambos sindicatos han logrado reunir este viernes a un centenar de trabajadores en la plaza de los Reyes, ante la Delegación del Gobierno, para recordarle al Gobierno que tiene que sentarse a negociar para comenzar a recuperar todo lo perdido.

Se trata de “insistir y forzar al Gobierno a que se vuelva a sentar a negociar con los empleados públicos lo que se empezó a negociar y por un problema de Cataluña se ha paralizado”, ha sintetizado el líder del sector público de Comisiones Obreras en Ceuta, Emilio Postigo. “Si se dice con tanta alegría que la crisis ha pasado, debemos recuperar aquellos derechos que hemos perdido”, ha apostillado.

Salarios mejores, según Postigo durante la crisis los empleados públicos perdieron entre un 13 y un 14 por ciento de poder adquisitivo. “Sabemos que no lo vamos a recuperar de un tirón, pero lo que sí tiene que haber por parte del Gobierno es un compromiso, primero de mejorar las condiciones salariales de los empleados públicos y otro, no decimos ya, sino a lo largo del tiempo, de recuperación de los derechos que los empleados públicos ya teníamos”, ha explicado Postigo. Básicamente el derecho a negociar con la fuerza con que se hacía antes de la crisis.

La movilización en Ceuta es un grano de arena más en una estrategia nacional que tendrá el día 14 de diciembre su piedra de toque con una gran manifestación en Madrid. De que el Gobierno atienda el ruido en la calle previsto para ese día, dependerán los siguientes pasos del calendario movilizador.

La pérdida de empleo preocupa también a los sindicatos que exigen al Gobierno que recupere empleados perdidos para ofrecer a la ciudadanía unos servicios de calidad, como se merecen los contribuyentes. “En Ceuta simplemente decir cómo está la sanidad: médicos que se van, médicos que no vienen, tenemos que enviar a enfermos a empresas privadas a que se hagan radiografías. En la educación cada día hay menos profesores y los alumnos están más apilados. Si es verdad que estamos saliendo de la crisis, que se note. Que lo note la ciudadanía y lo noten los empleados públicos”, ha radiografiado la situación Postigo.

“Hemos pasado por un periodo donde el Gobierno ha dicho y redicho que estábamos en la crisis y aprovechando esta crisis se ha destruido empleo, el poder económico de los trabajadores, nos hemos vuelto atrás en la negociación colectiva. Ahora dice que hemos salido, pero realmente se está notando en los empresarios, que están teniendo un gran aumento en sus finanzas, pero no en los trabajadores. Los trabajadores públicos son los que más han sufrido la crisis, lo que se quiere es recuperar eso que se ha perdido. Tratamos de recuperar el derecho a la negociación que se ha perdido; recuperar el poder adquisitivo, perdido; el empleo público y la negociación del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). Si realmente estamos saliendo de la crisis, eso se tiene que notar en los empleados públicos. La brecha salarial es cada vez mayor, la diferencia entre empresarios y trabajadores es mayor incluso que cuando estábamos en la crisis. No se puede consentir. Vamos a seguir hasta que el Gobierno se siente a negociar y hasta que se recupere empleo público, poder adquisitivo y derecho a la negociación”, ha resumido el responsable del sector público de UGT, Francisco Lobato.