UGT DENUNCIA

Centenares de notificaciones se agolpan al borde de prescribir por la falta de personal

Centenares de notificaciones se agolpan al borde de prescribir por la falta de personal
Ciudad Ayuntamiento registro funcionarios
Ciudad Ayuntamiento registro funcionarios  

Centenares de avisos municipales, notificaciones o sanciones se acumulan a la espera de su turno ante la falta de notificadores de la Ciudad. Así lo denuncia UGT que, en la última Mesa de Negociación de Empleados Públicos exigió a la Ciudad que se cubran las plazas o, ante la urgencia, se plantee una bolsa de trabajo para poder cubrir las necesidades.

En la actualidad solo están en servicio tres de los ocho notificadores de la plantilla, el resto de baja o con sus merecidas vacaciones, con la consiguiente sobrecarga de trabajo para los empleados públicos del área, “que no dan abasto”. Antúnez añade además el riesgo de que muchas de esas notificaciones prescriban, avisa José Miguel Antúnez, de UGT, que acusa a la Ciudad de tener “olvidado” un servicio clave para la Ciudad en perjuicio de los intereses de los ciudadanos pero también de la propia Administración. Él mismo ha visto la “montaña” de notificaciones pendientes sobre la mesa de las oficinas de la Ciudad. Un olvido que no sufre Servicios Tributarios, cuya plantilla se reforzó recientemente.

La solución, pasa a juicio de UGT, por la convocatoria de plazas en una próxima convocatoria de empleo público pero, ante la urgencia de la situación, abogan por añadir una más a las siete bolsas de empleo planteadas en la última mesa de negociación, cinco aprobadas (monitores, educadores, ordenanzas y peones de cementerios de Sidi Embarek y Santa Catalina) y dos más consensuadas (matadero municipal y mercados)

El riesgo de caducidad de las notificaciones está cubierto, de momento,  dando salida prioritaria a los más urgentes o importantes, explican fuentes de la plantilla a Ceuta al Día. Eso sí, reconocen, muchos alargan la jornada más allá de su horario y, además, muchas de las notificaciones “son tonterías”, explica, confirmación de ayudas por ejemplo, u otras notificaciones que aparecen en el Boletín de la Ciudad. Durante 2018 se notificaron alrededor de 60.000 avisos, el año anterior fueron 66.000.

La escasez de la plantilla hace un poco más difícil un trabajo ya de por sí más complejo de lo que parece: el desorden del callejero que puede hacer que en la avenida de la Marina “haya tres números 80” o que la numeración salte sin orden ni concierto o que cada vecino se ponga el número que le da la gana. “Cuatro notificaciones en el Pasaje Recreo te pueden llevar toda la mañana”, explica.