INCOMPATIBILIDADES

Cinco docentes de la UNED ya han dejado ese u otro trabajo público o pensión y 7 aún deben elegir

Cinco docentes de la UNED ya han dejado ese u otro trabajo público o pensión y 7 aún deben elegir
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Cinco de los doce tutores de la UNED de Ceuta incursos en posibles situaciones de incompatibilidad a la luz de lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017, por un lado (en 3 casos), o del Real Decreto 2005/1986 sobre régimen de la función tutorial en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (en 9) ya han renunciado a seguir siendo profesores del Centro Universitario o a otro puesto de trabajo público o pensión, según el caso.

El secretario del Centro, Enrique Ávila, es una de las personas a las que afectó la Ley de Presupuestos del año pasado, que introdujo una incompatibilidad entre la situación de jubilación, Clases Pasivas, y el trabajo en la UNED. En junio causó baja en clases pasivas y en septiembre el Consorcio Rector acordó fijar sus retribuciones en unos 2.700 euros más residencia y antigüedad (la del grupo A, subgrupo A-1 multiplicada por su número de trienios) haciendo una media con sus homólogos de Lanzarote, Sevilla, Jaén, Almería.

Tanto Caballas como Ciudadanos rechazaron esa fórmula y este miércoles se analizará el recurso presentado por la formación naranja. En situación parecida a Ávila, un profesor tutor ha renunciado “definitivamente” a la UNED y se ha quedado con su pensión y un tercero ha dejado la función tutorial por un año.

Por otro lado están, se estima, nueve docentes afectados por la circular que los Servicios Centrales de la UNED emitieron el pasado 4 de octubre solicitando “declaraciones personales” sobre la “situación laboral” de los profesores tutores, requerimiento que incluía la coletilla de explicitar si se estaba desempeñando más de un puesto de trabajo para el sector público aparte del de la UNED. Es decir, se pueden compaginar dos pero no tres y computa si se es profesor asociado, por ejemplo, de la UGR.

Hasta ahora una persona ha optado por dejar la UNED y otra por hacer lo propio con la institución nazarí. Los siete restantes deberán pronunciarse por una alternativa u otra con enero como fecha límite para regularizar todas las situaciones con vistas al segundo cuatrimestre.

Una vez que se sepa qué vacantes quedan libres el director del Centro deberá decidir si las cubre con personal del resto del Campus en el que se inscribe Ceuta o; en caso contrario, si hay bolsa de trabajo procedente de los últimos procesos selectivos o si se convoca un concurso “con todos los requisitos de publicidad y transparencia” para hacerlo con profesionales de la ciudad.

En 2013, la primera vez que Caballas alertó sobre la existencia de posibles incompatibilidades en el Claustro de la UNED, formado por unos 80 tutores, el mencionado por su nombre y apellidos fue el entonces senador José Luis Sastre, al que los informes jurídicos solicitados dieron el visto bueno para seguir siendo profesor del Centro pero no cargo directivo.

Ahora Aróstegui ha señalado como posible incurso en incompatibilidad al también vicesecretario del PP Carlos Rontomé, que ha negado rotundamente que compagine tres sueldos o empleos públicos, ya que según ha precisado dejó totalmente las Fuerzas Armadas "hace más de diez años".