9 MESES DE RETRASO

La Ciudad amplía hasta el 19 de diciembre el plazo para que Tragsa termine Jáudenes y Plaza de África

La Ciudad amplía hasta el 19 de diciembre el plazo para que Tragsa termine Jáudenes y Plaza de África
Los trabajos comenzaron a principios del año pasado.
Los trabajos comenzaron a principios del año pasado.  
El Gobierno de Vivas publica en el BOCCE un nuevo Decreto de ampliación del plazo de ejecución, que se ya se ha ampliado en nueve meses con respecto a los 14 inicialmente establecidos. El Ejecutivo exime a la empresa de culpa y atribuye la demora a los hallazgos arqueológicos, a la coordinación con Acemsa y a un modificado "a coste cero".

Hace ahora casi dos años, el 1 de diciembre de 2017, el Consejo de Gobierno aprobaba un gasto plurianual de 7,8 millones para acometer la controvertida reforma integral de Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África, un proyecto que se extendería sobre unos 22.000 metros cuadrados, que debía empezar a ejecutarse "lo antes posible" y que crearía "120 puestos de trabajo", según expuso el anterior portavoz del Ejecutivo, Jacob Hachuel.

El Gobierno de Vivas ha publicado este martes en el BOCCE un Decreto en virtud del cual aprueba la ampliación del plazo de ejecución hasta el día 19 de diciembre "por causas que no le son imputables a la empresa, como así lo informa la dirección facultativa y de ejecución de la Ciudad".

Las obras deberían haber terminado en primavera, concretamente el 19 de marzo. El acta de replanteo se firmó el 19 de enero de 2018 junto al de inicio de los trabajos por los directores de obra, directores de ejecución, coordinadores de Seguridad y Salud, y la empresa constructora. Su plazo, según consta en la encomienda de gestión y en la parte dispositiva del Decreto por el que se aprobó la misma, era de catorce meses, esto es, hasta el 19 de marzo pasado.

En noviembre del año pasado Tragsa solicitó un moficiado "a coste cero" que se aprobó en febrero con una solicitud para ampliar hasta el 19 de julio el plazo de ejecución de las obras alegando "los diferentes hallazgos arqueológicos que han aparecido en las zonas donde se está ejecutando la obra, lo que está provocando un retraso en dicha ejecución" y "la coordinación en actuaciones de saneamiento con ACEMSA, solicitada por la Ciudad, como otra causa que incrementa el plazo de ejecución inicialmente previsto".

El 20 de junio, la Dirección Facultativa emitió un informe en el que se detallaron las zonas de la obra y las causas que motivaban una nueva ampliación con dos pilares: la conveniencia de la autorización de un nuevo plazo por el órgano competente, en cinco meses (hasta el 19 de diciembre de 2019), "para una perfecta finalización de la obra" y "la no imputabilidad a Tragsa de los retrasos producidos".