La Ciudad autoriza a una empresa cablera a tender fibra óptica por la infraestructura de alumbrado


La Ciudad autoriza a una empresa cablera a tender fibra óptica por la infraestructura de alumbrado

- Fomento y 'Cablerunner Iberica' han suscrito un convenio por el que esa firma podrá desplegarse y ofrecer su red a operadoras

- La Administración recibirá 4,5 euros por cada metro utilizado de los tubos de la red utilizado y 0,51 por cada metro lineal desplegado por esas infraestructuras

El consejero de Fomento, Néstor García, quien tiene atribuidas las competencias en materia de patrimonio municipal del suelo, ha firmado este martes un convenio con el director general de la empresa 'Cablerunner Iberica (CRI)', Anthony Pastor, para el despliegue de fibra óptica en la ciudad. El acto ha tenido lugar en la sede de la Consejería, que está en el edificio Ceuta Center. Por medio de este convenio, la Ciudad autoriza a la empresa firmante a desplegar una red de fibra utilizando para ello la red de alumbrado público y semáforos.

El acuerdo suscrito establece que la empresa cablera entregará a la Ciudad, en propiedad y sin coste alguno para esta, fibra (12 fibras ópticas oscuras en punta) para uso exclusivo de la Administración y dará el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo, también sin coste, desde que se ilumine y ponga en servicio algún tramo o la totalidad de la red.

Además, queda explícitamente reflejado en una de las cláusulas del acuerdo que la cablera será responsable de los daños ocasionados a la Ciudad o a terceros derivados de la instalación y explotación de la red de fibra óptica y del desarrollo de su actividad en las instalaciones por donde discurra esa red, e igualmente viene recogido el procedimiento a seguir para el despliegue de la fibra, que incluye escrito previo a la Ciudad, que podrá oponer reparos además de recomendar un trazado por razones de oportunidad y a fin de favorecer la conexión de fibra óptica de sedes de su interés.

El convenio también establece el abono a la Ciudad por parte de CRI de sendas cuotas por cada metro utilizado de los tubos de la red de alumbrado (4,50 euros) y por cada metro lineal desplegado por esas infraestructuras (0,51 euros). Del mismo modo, determina que la cablera habrá de abonar a la Administración autonómica un porcentaje de la facturación bruta de cada entidad operadora con la que contrate a partir del segundo cliente (en Mijas hace dos años se pactó un 3%).

Por lo demás, el plazo de vigencia de la autorización convenida con CRI es de 40 años prorrogables por periodos sucesivos de cinco, si bien los compromisos asumidos por la Ciudad no generan en ningún caso derechos en exclusiva a la empresa, de manera que la Administración será libre de firmar acuerdos semejantes con otras operadoras.

El convenio suscrito se encuadra, según el Ejecutivo local, "en la política desarrollada por el Gobierno para favorecer el aprovechamiento de las nuevas tecnologías y mejorar las comunicaciones".