CONVENIO

La Ciudad prohíbe a la FPAV contratar o incorporar a nadie a las Brigadas Verdes durante todo 2020

La Ciudad prohíbe a la FPAV contratar o incorporar a nadie a las Brigadas Verdes durante todo 2020
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

La Ciudad Autónoma ha incluido en el convenio regulador de las Brigadas Verdes entre la Consejería de Medio Ambiente y la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV) una nueva cláusula que establece que “con carácter general, a lo largo del ejercicio 2020, no se procederá a la incorporación ni contratación de nuevo personal”.

De esta forma endurece el articulado que durante los últimos años ya preveía que no se podría incrementar "ni el número de efectivos de la plantilla actual de las Brigadas [este 2020, 147, siete menos que el anterior] ni las retribuciones del personal", en este caso "con referencia a las percibidas a fecha 31 de diciembre de 2019" y "excepto las que correspondan por la antigüedad del personal y otras de análoga consideración”.

Aunque la plantilla, en asamblea, se ha pronunciado de forma mayoritaria por no pasar a depender de Tragsa y quedarse con la FPAV, el convenio prevé que si alguna de las dos entidades decidiera darlo por concluido antes de la fecha tope del 31 de diciembre de 2020 “deberá comunicarlo por escrito a la otra con un antelación mínima de un mes a la fecha propuesta de finalización”. En ese caso habría que acometer “una revisión de las condiciones económicas del convenio para dar por finalizados todos los objetivos que se perseguían con su suscripción”.

La FPAV asume con los 3,5 millones de euros que percibe de la Ciudad el pago de los salarios, la concesión de permisos, licencias, vacaciones, sustituciones, obligaciones legales en materia de prevención de riesgos laborales, imposición cuando proceda de sanciones disciplinarias, y cuantos efectos de Seguridad Social se deriven, en particular el abono de cotizaciones y el pago de prestaciones. La Administración no asume “funciones directivas, ni dictado de órdenes o instrucciones concretas y directas sobre el personal contratado” .

Las funciones de las Brigadas Verdes pasan por dar “apoyo a los vecinos para la realización de labores de adecentamiento de sus barriadas” con ocho brigadas en materia de “desbroce, con el correspondiente cuidado, embellecimiento y mantenimiento en las barriadas; y  jardines de barriadas, con la conservación,cuidado, replantado y desbroce, etcétera”.

Treinta y tres trabajadores se dedican a labores “de mantenimiento de jardines de la Ciudad” y tres brigadas, de las tareas de “poda” y “riego” que se les encomiendan. También existen dos brigadas de pintura y una de “intervención rápida”, así como ocho personas dedicadas en exclusiva al Príncipe Alfonso. Para el mantenimiento de todo este personal la Ciudad transferirá este año a la FPAV algo más de 3,5 millones de euros.