GRAN VÍA Y PLAZA NICARAGUA

El Colegio de Arquitectos denuncia que la Ciudad pagará a Tragsa al menos 100.000 de más por dos proyectos

El Colegio de Arquitectos denuncia que la Ciudad pagará a Tragsa al menos 100.000 de más por dos proyectos
García y Vivas, durante un Pleno.
García y Vivas, durante un Pleno.  

Caballas no está sola en su denuncia de las encomiendas del Gobierno de la Ciudad y Tragsa. El Colegio de Arquitectos también estima que se está yendo dinero público por el sumidero. La Junta de Gobierno del COACE ha denunciado que "las actuaciones que la Ciudad de Ceuta está llevando a cabo de la mano de TRAGSA con las excepcionalidades del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público suponen un claro perjuicio económico para las arcas locales y, por tanto, para la ciudadanía".

A su juicio, lo procedente es, si de defender el interés general se trata, "la fórmula del concurso de proyectos con garantías de calidad para aquellos casos en los que no intervienen los Servicios Técnicos de la Consejería de Fomento dado que los mismos no pueden desarrollar todos los propósitos del Plan de Inversiones aprobado por la Asamblea".

El BOCCE del viernes de la semana pasada ha hecho saltar todas las alarmas. En él se recoge un Decreto del consejero de Fomento por el que se aprueban dos encomiendas de gestión a TRAGSATEC para la redacción del proyecto integral de remodelación de la Avenida Alcalde Sánchez Prados, Plaza Virgen de África, calle Jáudenes y aledaños por 143.560,85 euros y del proyecto básico y de ejecución para el acondicionamiento de la Plaza Nicaragua y su entorno, en Hadu, por 129.197,12.

El Colegio es consciente de que no puede hacer "recomendaciones sobre honorarios" pero sí diseccionar si el precio acordado se corresponde con las tarifas públicas de Tragsa.

Y no es así. Aplicando su fórmula para proyectos como el del centro, con un presupuesto de ejecución material, estimado o real, de entre 3 y 6 millones, debería facturar 103.924,80. "Esto supone una diferencia de casi 40.000 euros (el 27,6%) con el presupuesto que figura en el Decreto sin contar con que el montante previsto para la obra es una barbaridad considerando que la superficie del ámbito de actuación (incluyendo la Gran Vía, la calle Jáudenes, la Plaza de África y las aledañas de Obispo Barragán, Menahen Gabizón, Padre Perpén y Santa María de Gracia, con sus pasajes de acceso) no llega a 2 hectáreas, pues implica un valor unitario superior a 250 €/m² cuando el de una urbanización integral, con todas las infraestructuras y servicios no llega a 100 €/m² (mucho menos si se trata de una “reposición de acerado” básica como consta en los Presupuestos de la Ciudad para 2017)".

"Está claro, pues", alerta, "que en estos cálculos de honorarios y estimaciones presupuestarias se han debido cometer varios errores".

"Mayores aún" resultan las diferencias en el caso de la Plaza Nicaragua, pues la tarifa oficial del Grupo Tragsa arroja un resultado de 68.604,00 euros para los honorarios frente a los 129.197,12 del presupuesto aprobado en el mismo Decreto", añade.