EJÉRCITO

La COMGECEU defiende sus pasos "para preservar la salud del personal" ante el coronavirus

La COMGECEU defiende sus pasos "para preservar la salud del personal" ante el coronavirus
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
La Comandancia asegura que "se han establecido turnos de comida y decretado desde el domingo el cierre de gimnasios y diversas instalaciones como bibliotecas o zonas similares"; que "la instrucción y adiestramiento se está realizando con un número de personal muy reducido y al aire libre" y que ante casos dudosos se ha decretado su aislamiento "en alas diferenciadas en los alojamientos".

La Comandancia General de Ceuta ha respondido este martes en un comunicado a las críticas anónimas de parte de la guarnición por la gestión que en el ámbito militar se está haciendo en la ciudad de la crisis del coronavirus. Lo ha hecho para defender que su objetivo es "claro" y pasa por "mantener la capacidad de alistamiento y sostenimiento para ofrecer a las autoridades civiles y a la ciudadanía una respuesta rápida y eficaz" si fuera requerida en la lucha contra la pandemia.

La COMGECEU ha recordado que con carácter previo a la declaración del Estado de Alarma por parte del Gobierno, el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) firmó una Directiva sobre las medidas para la contención de la epidemia (COVID-19) en el ámbito del Ejército de Tierra. En ese momento comenzó a dar directrices "emitiendo procedimientos y protocolos de actuación en consonancia con las instrucciones recibidas por la Consejería de Sanidad".

Así, "para preservar la salud del personal y evitar la propagación del coronavirus" ha implementado "medidas higiénicas y de protección" como "la suspensión de reuniones, jornadas de actualización de conocimientos, cursos y ejercicios de instrucción y adiestramiento ordinarios, incluso el ejercicio principal de Adiestramiento y Evaluación del Contingente, que en su fase final de adiestramiento operativo se está preparando para desplegar próximamente en Irak como contribución de España a la paz y seguridad internacional".

"Se han establecido turnos de comida y decretado desde el domingo el cierre de gimnasios y diversas instalaciones como bibliotecas o zonas similares. La instrucción y adiestramiento se está realizando con un número de personal muy reducido y al aire libre, respetando la distancia de seguridad; y desde el lunes", ha añadido, "no se está realizando la actividad física deportiva que venía llenando Ceuta de colorido en las primeras horas de la mañana".

Aislamiento en alas diferenciadas

Por añadidura, desde el viernes "se han dictado instrucciones relativas a horarios y régimen de vida, que se están implantando de manera gradual". Según su versión "hay personal realizando sus funciones en modalidad de teletrabajo o simplemente localizables al teléfono, habiéndose ordenado una importante reducción de la fuerza presente, manteniendo los servicios mínimos". Igualmente se ha elaborado "un protocolo de actuación ante contagios o casos dudosos que implica su aislamiento en alas diferenciadas en los alojamientos logísticos militares para casos de posibles contagios o personal en cuarentena".

Para terminar, "se ha puesto a disposición de las unidades, y fundamentalmente de sus servicios sanitarios, los recursos de protección e higiene disponibles en la Guarnición de la Plaza y se vienen realizando, desde antes de la entrada en vigor del Estado de Alarma, las gestiones necesarias para incrementar notablemente la disponibilidad de estos recursos".

Tal y como ha resumido, la 'Operación Balmis', denominada así en honor al médico militar que dirigió la primera expedición humanitaria de la historia contra la viruela, "se encuentra en marcha, al igual que en el resto de España, en beneficio de los ciudadanos de Ceuta" y "se están planeando las distintas capacidades que la COMGECEU puede aportar a las autoridades civiles, tanto en el momento actual como en las diferentes fases o situaciones que pudieran presentarse".

La COMGECEU defiende sus pasos "para preservar la salud del personal" ante el coronavirus