RECURSOS HUMANOS

Las críticas de UGT a Vega por "cumplir con su obligación" como jefe de la Policía asombran a Hachuel

Las críticas de UGT a Vega por "cumplir con su obligación" como jefe de la Policía asombran a Hachuel
Sebastián Vega, en una imagen de archivo.
Sebastián Vega, en una imagen de archivo.  

"El apoyo del Gobierno al superintendente no tiene fisuras". Así ha comenzado y terminado este viernes el portavoz del Ejecutivo y consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, su valoración de la nota de prensa en la que UGT ha reclamado esta semana el cese del jefe de la Policía Local, Sebastián Vega, que según el político "no se ha extralimitado en ningún momento" porque se ha limitado a "cumplir con su obligación" en lo que a dar cuenta de los funcionarios que están bajo su mando y no van a trabajar se refiere.

"Se le acusa de cumplir con su obligación y él no tiene posibilidad de sancionar ni de detraer cantidades de sueldos ni de interpretar Acuerdos Reguladores: eso es algo que en todo caso hace Recursos Humanos previa incoación de expedientes pero el superintendente se limita a comunicar ausencias", ha resumido Hachuel.

Según el consejero, si las ausencias están o no debidamente justificadas y las consencuencias ulteriores ya son competencia exclusiva de Recursos Humanos. "Si UGT est´descontenta porque se controle la asistencia a trabajar es una postura que se califica por sí misma", ha reflexionado estupefacto el consjero, que también ha opinado que "si comunicar ese tipo de información se considera 'perseguir' a un trabajador habría que redefinir el significado de ese verbo".

El titular de Gobernación no ha querido valorar si la crítica del sindicato a Vega por hacer su trabajo implica que el resto de mandos no obran con idéntica diligencia pero sí ha abundado en que "defender a los que no van a trabajar sin justificación es una perversión que no beneficia a nadie".