CATÁLOGO DE FUNCIONES

CSIF insta al Gobierno a continuar con los trámites de la RPT

CSIF insta al Gobierno a continuar con los trámites de la RPT
Archivo
Archivo  

Desde la sección local de CSIF, tras la negativa de la Administración local a continuar con la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), instan al Gobierno Local a retomar el trabajo realizando los trámites necesarios para redactar el Catálogo de Funciones para la posterior aprobación de la RPT.

Desde la Central Sindical Independiente y De Funcionarios ha instado al Gobierno Local a que a través de la Dirección General de RRHH solicite a todos los jefes de negociado, servicio, área, etc., a desarrollar y remitir un documento desarrollado conjuntamente con los empleados a su cargo donde se especifiquen exactamente las funciones particulares de cada puesto de trabajo. Tras obtener la totalidad de dichos trabajos, instan a la Dirección General de RRHH, remita a las centrales sindicales los mismos para evaluar conjuntamente, en reuniones y mesas negociadoras.

CSIF recuerda que un documento “básico y fundamental” que se incluye dentro de la tramitación ordinaria de la RPT  es el denominado “Catálogo de Funciones”. Dicho documento debe contener las peculiares funciones de todos y cada uno de los puestos de trabajo existentes en la administración, explican desde CSIF, que creen que para desarrollar un catálogo de funciones “aceptable”, deben realizarse dichos trabajos de definición y composición de las funciones que desarrolla cada uno, iniciándolo directamente desde los propios negociados, áreas, servicios, etc.,  “donde conjuntamente, empleados y jefes de los mismos, deben desarrollar de forma conjunta, coordinada y consensuada un documento que comunique las funciones que cada uno desarrolla”. Muy importante a juicio de CSIF, que estos documentos base se desarrollen en con las características comentadas y entre los propios empleados ya que así, conseguiremos saltar el escollo que supone el catálogo de funciones en la RPT y además, se eliminaran y solventaran muchas reclamaciones y alegaciones al documento que en su día se apruebe”.

 “En la fallida negociación de la RPT que hemos vivido recientemente aunque si había una serie de hojas donde se incluían funciones, era una de las grandes controversias que nos trasmitían los empleados públicos ya que, al no contar con sus consultas y datos personalmente, las funciones que describían sus puestos no se correspondían con las reales diarias, incluso se daban situación peculiares o rocambolescas como que, casi la totalidad de los empleados públicos independientemente del grupo, nivel o destino tuvieran entre sus funciones hacer fotocopias”.