INICIATIVA PARLAMENTARIA

CSIF, "preocupado" por que pueda dejar de ser delito insultar a policías, guardias o militares

CSIF, "preocupado" por que pueda dejar de ser delito insultar a policías, guardias o militares
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

CSIF ha manifestado este martes en un comunicado su "preocupación" por la admisión a trámite en sede parlamentaria de una reforma penal que tiene como finalidad "modificar o suprimir de la redacción actual del artículo 504.2 del Código Penal, las injurias o insultos dirigidas contra los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de las Fuerzas Armadas", colectivos que suman unas 4.500 personas en la ciudad autónoma.

El sindicato cree que "despenalizar este tipo de conductas socava el principio de autoridad de aquellos que tienen como misión la garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos" y ha exigido "a todos los poderes del Estado" que "actúen con la máxima responsabilidad en el ejercicio de sus potestades".

La central ha recordado que la Constitución "establece un mandato de obligado cumplimiento a nuestros policías, a través del contenido del artículo 104, donde se establece que las fuerzas y cuerpos de seguridad, 'tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana”.

"Si nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no cuentan con la debida protección en el desarrollo de sus funciones, su eficacia puede verse afectada al crearse un marco normativo que genere inseguridad jurídica y por ende personal", ha advertido en un comunicado.

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó a finales de octubre la toma en consideración de una reforma del Código Penal para eximir de castigo penal los delitos de ultraje a España y sus símbolos; el enaltecimiento del terrorismo; las injurias a la Corona, al Gobierno, los tribunales o a las Fuerzas de Seguridad; y las ofensas contra los sentimientos religiosos.

La iniciativa, de Unidos Podemos, parte de que con tipos "totalmente obsoletos, no ajustados a la Constitución e impropios de una democracia desarrollada" y con la aplicación de un tipo "nada definido" como el del enaltecimiento del terrorismo junto a "conceptos abiertos e indeterminados en torno a los llamados delitos de odio" se "amordaza" la libertad de expresión.

"A través de la aplicación de determinados artículos del Código Penal se criminalizan conductas como enviar mensajes a través de las redes sociales, cantar rap, utilizar la imagen de un Cristo y publicarla en redes sociales, manifestarse mediante una performance a modo de procesión reclamando la igualdad de la mujer en la sociedad -la procesión del coño insumiso-, criticar al Rey o silenciar el himno nacional mediante silbidos en un estadio de fútbol en presencia de los Reyes de España", argumenta la propuesta.