CARENCIAS

CSIF presenta alegaciones al presupuesto por falta de plazas y diferencias salariales

CSIF presenta alegaciones al presupuesto por falta de plazas y diferencias salariales

Desde la Sección Local de CSIF han presentado varias alegaciones al Presupuesto de la Ciudad para “solventar la grave carencia de plazas existentes en la plantilla”. El sindicato señala no se han incluido las plazas necesarias para poder abastecer del personal mínimo necesario para el funcionamiento de centros que prestan servicios básicos como los centros de menores, la Residencia Nuestra Señora de África, las guarderías, AA.SS, Mercados, Cementerios, etc., “entre las que se encuentran denominaciones laborales tan importantes y necesarias”, subrayan, como Educadores, Monitores Educativos, Cocineros, Auxiliar de Enfermería, Trabajadores Sociales, Mecánicos, Peones de cementerios, Técnicos Jardín de Infancia, etc.

“Todas estas necesidades se llevan cubriendo mediante bolsas de trabajo o similares desde hace años sin que dichas plazas, estén creadas y existan  en la relación de personal de la Ciudad Autónoma, es decir, se contratan empleados sin la existencia de vacantes, algo que entendemos contrario a la Ley y creemos puede ser objeto de impugnación del presupuesto, lo que realizaremos sin dudar en el caso de que sea necesario”, reprochan.

En segundo lugar, CSIF presenta alegaciones para la inclusión de muchas otras plazas totalmente necesarias en la plantilla de la Ciudad las cuales en gran medida, se encontraban incluidas dentro de las necesidades detectadas publicadas por la administración “y que ellos mismos, se comprometieron a solventar en 4 años, entre las que se encuentran Técnicos de Administración General, Auxiliares Administrativos, Técnicos del servicio de prevención de riesgos laborales, notificadores, mecánicos, soldadores, electricistas, personal de jardines, etc”.

La última alegación presentada insta al Pleno a que se dote presupuestariamente las partidas para que se elimine la diferencia en la cuantía que perciben los empleados públicos en salario base, la cual, dependiendo de la condición que ostenten los mismos de funcionario o laborales, perciben estos últimos de media unos 25 euros mensuales menos.