PRECIO "SIMBÓLICO"

Defensa cederá el suelo militar ocupado por viviendas en el Príncipe para regularizar las que se pueda

Defensa cederá el suelo militar ocupado por viviendas en el Príncipe para regularizar las que se pueda
La cesión se hará a un precio "simbólico" porque la ley prohíbe que se 'regale' suelo militar.
La cesión se hará a un precio "simbólico" porque la ley prohíbe que se 'regale' suelo militar.  

El Ministerio de Defensa se ha comprometido este jueves por escrito a ceder a la Ciudad a un precio "simbólico" dado que la ley prohíbe 'regalar' terrenos el suelo militar ubicado en la barriada del Príncipe que ha sido ocupado por viviendas. Este paso será "el primero" para iniciar el proceso de regularización de las casas que legalmente sea posible meter en la disciplina urbanística.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, han incluido este compromiso en el protocolo que han rubricado en el Salón del Trono en forma de adenda al firmado hace algo más de siete años para impulsar la cesión de terrenos militares que pueden ser desafectados por carecer de interés para las Fuerzas Armadas.

El Pleno acordó hace ya más de diez años iniciar la regularización de viviendas del Príncipe, una zona en la que las casas con toda su documentación en regla son habas contadas. En 2014, a instancias de Caballas, la Corporación se comprometió de nuevo a "elaborar, aprobar y ejecutar un 'Plan de Regularización de Viviendas fuera de Ordenación' sobre la base de las prescripciones urbanísticas contenidas en el nuevo PGOU, y aplicando como criterio general el de facilitar el acceso a la propiedad a los residentes actuales cuando ella sea legalmente posible", así como a "trasladar el anterior acuerdo al ámbito del PGOU en trámite de revisión".

Los nuevos acuerdos entre Ciudad y Defensa incluyen la cesión "inmediata" de suelo e inmuebles militares para construir una pista de atletismo en 2018, para acondicionar el antiguo Club de Tropa como un inmueble social que incluya una guardería con uso preferente para soldados con hijos y para hacer viable el traslado de las antenas ubicadas en el helipuerto y que condicionan la concesión de licencias urbanísticas por las servidumbres aéreas.

La materialización de este pacto queda a expensas de la firma de los preceptivos convenios y se realizará al margen del proceso de revisión del PGOU para no ralentizarlo y poder aprobarlo este año, con lo que su inclusión en la planificación que contenga se plasmará en modificaciones puntuales.

Conde ha resaltado que el protocolo pone de manifiesto la voluntad del Ministerio de Defensa de "no ser egoísta" y de contribuir en la medida de sus posibilidades a que "todo el mundo pueda ver satisfechas sus necesidades, también en este entrañable pedazo del solar patrio". Los militares son propietarios de un tercio del suelo de la ciudad autónoma y quieren ser visto "como alguien que ayuda porque, en el fondo, también somos sociedad".

La última versión del futuro PGOU propone la "revitalización" de la zona del Príncipe Alfonso "mediante la adecuada gestión de los terrenos ocupados por la barriada, sobre los que se realizarán operaciones de regularización de la propiedad, así como cerrar la corona de infraestructuras y viales como una operación medioambiental completando la conexión desde el Puente del Quemadero a la 'rotonda del Mohito".