BOLSAS DE TRABAJO

Los educadores sociales se rebelarán contra el "intrusismo" y la "pasividad" del Gobierno de Ceuta

Los educadores sociales se rebelarán contra el "intrusismo" y la "pasividad" del Gobierno de Ceuta
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Los titulados en Educación Social han anunciado este viernes que piensan "denunciar e impugnar" la bolsa de trabajo de educadores que ha convocado la Ciudad. "Indignación es lo que sentimos al presenciar tanta pasividad tras años reivindicando que se reconozca nuestra profesión del educador social y cuando se ha llevado a cabo una propuesta de regularización con la que se comprometió la Administración", han recordado en un comunicado.

El motivo de su malestar es ver "cómo se ha implementado el Grado de Educación Social en la UGR sin ofrecer salidas profesionales y sin convocar bolsas de trabajo para esta profesión". Desde su punto de vista "observamos un claro ejemplo de intrusismo tanto en los centros de Menores como en otras entidades" pero "ante esta caótica situación la Ciudad no se pronuncia".

"Nos sentimos indignados y disconformes con la situación existente de desamparo por parte de la Ciudad Autónoma, que lleva años sin convocar bolsas de trabajo y, cuando lo hace, sustituye la figura del educador social permitiendo que opte cualquier profesional a unas funciones propias y definidas para los educadores sociales", han resumido su posición sobre la cuestión.

En la misma nota han precisado que el educador social "es clave para dar apoyo y respuesta a personas en riesgo de exclusión social donde tiene cabida en el ámbito de los servicios socioeducativos para la familia, la infancia, la juventud y mayores, siendo un agente social y mediador".

También "se ocupa de la atención y prevención de situaciones de exclusión social, donde su intervención está presente ante el fracaso escolar, el absentismo, la delincuencia, el fenómeno de la inmigración…". "Nuestra presencia es de vital importancia en una ciudad donde fluye esta problemática y que ante el intrusismo presente y la pasividad del Gobierno no nos vamos a quedar con los brazos cruzados", han advertido.