PUBLICIDAD DE EMVICESA

Emilio Carreira desmiente, como investigado, ante el juez las amenazas a Bolorino

Emilio Carreira desmiente, como investigado, ante el juez las amenazas a Bolorino
Emilio Carreira a la salida del Juzgado./archivo
Emilio Carreira a la salida del Juzgado./archivo  

El actual consejero de Juventud, Deporte y Turismo, Emilio Carreira, declaró el pasado diez de octubre en la calidad de investigado en la causa que se instruye por los pagos por publicidad de Emvicesa a la empresa editora de El Faro de Ceuta. En su declaración, Carreira negó las acusaciones que le lanzó el ex editor de Ceuta Televisión, Manuel González Bolorino, ante la misma Instrucción cuando al ser preguntado por las razones que en su día le llevaron a retirar la denuncia que ahora se investiga de oficio, aseguró que recibió amenazas por parte de Emilio Carreira. Tal y como se recoge en su declaración “no le he amenazado al señor Bolorino para quitar la denuncia”, deja claro Carreira.

En su defensa alega que si “suspendió el concurso de la TDT” lo hizo “por razones de interés general”. Y tras la suspensión del concurso, Carreira repasa la ‘Guerra de los medios’ declarada entre el editor de El Faro de Ceuta, Rafael Montero y el entonces editor de Ceuta Tv, Manuel González Bolorino. Una guerra que se libró también con denuncias judiciales cruzadas y en la que Carreira declaró ante el Juzgado de Instrucción Número Uno de Ceuta que ambos, Bolorino y Montero quisieron “que la Ciudad de Ceuta participara como árbitro dirigiendo escritos a dicha Ciudad”.

Y Carreira devuelve las acusaciones de amenazas a Bolorino. Tal y como se recoje en la declaración:

“que el señor Bolorino ha coaccionado al compareciente por la calle y en un Pleno en la Asamblea de la Ciudad Autónoma de Ceuta, aunque no lo ha denunciado. Que el señor Bolorino cre que iba a ser el adjudicatario de dicho concurso y que se iba a beneficiar del dinero público, si bien, esto no estaba garantizado, si bien podía haber sido otro operador el beneficiario del concurso”.

Y más aún, sin preguntas ya, en la última palabra que se suele conceder a los declarantes, Carreira abundó y manifestó “que el señor González Bolorino le ha intentado coaccionar para que la Ciudad le contratara más de 500.000 euros de publicidad institucional cada año, cuando ya tenía el apagón de su empresa”.

Carreira negó además de forma expresa haberse dirigido a Bolorino tal y como el propio ex editor afirmó en tono brusco y amenazante.

La Fiscalía optó por no hacer preguntas y en el turno de las preguntas del propio abogado defensor de Carreira, el consejero aprovechó para señalar que “Bolorino le hace culpable de la ruina de su empresa y del apagón que ha sufrido cuando dicha situación deriva de una resolución judicial del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía”.

Más allá incluso, Carreira asegura que “González Bolorino fue protagonista en un intento de acuerdo para que la Ciudad le reconociera una deuda de más de 600.000 euros en un contrato de la televisión pública, que el compareciente se negó a cualquier tipo de acuerdo en ese sentido, teniendo finalmente el señor Bolorino que litigar perdiendo judicialmente el proceso”, tal y como se recoge en la declaración.