Emvicesa asegura que no deja sin cobrar por voluntad propia el uso de ninguna vivienda protegida


Emvicesa asegura que no deja sin cobrar por voluntad propia el uso de ninguna vivienda protegida

- López dice que las tres casas del Hacho por las que "no se cobra a pesar de conocer a sus ocupantes" están sin facturar porque varios 'okupas' entraron en ellas antes que sus adjudicatarios, que ahora estarían escriturando

- El viceconsejero afirma que los garajes y los trasteros del Hacho no se venden porque los residentes los consideran demasiado caros

- En República Argentina I hay dos familias "con menores" a las que la Justicia no admite desahuciar; las 4 casas de Millán Astray esperan salir a concurso y el inmueble de González de la Vega ha revertido a la Ciudad

La Empresa Municipal de la Vivienda de Ceuta (Emvicesa) no cede casas gratis. No tiene ningún inmueble de su patrimonio que no repercuta nada a las arcas municipales por voluntad propia. Así lo defiende al menos su consejero delegado y viceconsejero de Vivienda, Antonio López. Si hay 83 propiedades (17 viviendas, 34 garajes de la promoción del Monte Hacho y 32 trasteros) por los que no se factura es porque no se puede.

La explicación oficial a lo que sucede con los aparcamientos y trasteros es que a los adjudicatarios de las casas de las torres del Sarchal se les han antojado demasiado caros y, por lo tanto, ha sido imposible enajenarlos a los precios pretendidos. La entidad municipal sacó a la venta hace 4 años las 46 plazas de garaje y los 60 trasteros de la promoción pero sólo vendió doce. Sus precios oscilaban entre 18.810 y 27.550 euros y los trasteros, de 2.050 a 5.700.

En esas mismas torres hay tres casas que, según la documentación oficial a la que ha tenido acceso Ceutaldia.com, fechada hace diez días, "se encuentran sin cobrar a pesar de conocer a sus ocupantes". López explica que si no se han facturado es porque desde 2010, cuando se entregó la promoción a sus 86 adjudicatarios, varios ‘okupas’ se adelantaron a sus legítimos beneficiarios y Emvicesa no pudo deshacerse de ellos hasta “el año pasado” cuando además debió acometer obras en esas viviendas. “Al menos en dos casos” ya estarían “a punto de escriturar en las mismas condiciones que el resto, con un 80% de financiación bancaria”.

La promoción del Hacho, rematada con López en la Gerencia de Emvicesa y Márquez al frente de la Consejería competente, se dividió en cuatro cupos de solicitantes: menores de 35 años (30 casas que se repartieron por sorteo), discapacitados (6, 3 adaptadas), convenios (18) y cupo excepcional (32).

En República Arentina I la empresa municipal tiene dos casas “que están ‘okupadas’ y sobre las que la autoridad judicial se ha negado a promover un desahucio por tratarse de familias con menores de edad”.

Las cuatro viviendas de Millán Astray “saldrán a concurso ante notario, como se aprobó en el Consejo de Administración de Emvicesa”, y a los 8 inquilinos de González de la Vega “no se les cobra porque era un inmueble que iba a ser vendido y cuya propiedad ya ha revertido de nuevo a Patrimonio de la Ciudad Autónoma.

Lea también:

- Emvicesa no factura nada por 17 casas, 34 garajes y 32 trasteros de propiedad pública

- Caballas pedirá al Pleno que apruebe reparar las VPO del Hacho y cargar la factura a la constructora

- Caballas pedirá explicaciones a Emvicesa por el estado de las viviendas protegidas del Hacho

- Aróstegui preguntará a Márquez por sus acuerdos "privados" con Acciona para pagar las VPO del Hacho