SOLO CON PASE O RESIDENCIA

España endurece los requisitos de entrada en el Tarajal y bloquea el paso de porteadoras

España endurece los requisitos de entrada en el Tarajal y bloquea el paso de porteadoras
Vista del lado marroquí de la frontera del Tarajal
Vista del lado marroquí de la frontera del Tarajal  

Delegación de Gobierno ha implementado este martes un nuevo filtyro de control en la frontera peatonal del Tarajal que separa Ceuta de Marruecos. Solo quienes tengan permiso de residencia o pase transfronterizo pueden acceder a Ceuta y los porteadores que quieran cruzar a la ciudad autónoma solo han podido hacerlo por el paso habilitado, saliendo a su vez por Tarajal II.

La medida ha provocado retenciones y tumultos en el lado marroquí y una N352 prácticamente desierta en el lado español. La medida, explican fuentes de delegación, se ha decidido llevar  acabo tras las avalanchas del pasado jueves. Delegación mueve ficha para tratar de replantear el flujo de personas y mercancías e instaurando un mínimo control en el puesto fronterizo y los aledaños, algo que hasta ahora parecía imposible. Medidas que llegan en paralelo a los intentos de Marruecos por erradicar el porteo y el contrabando que conlleva.

Un refuerzo de los controles que, matizan desde Delegación, nada tiene que ver con el informe en el que la Unión Europea señalaba los “graves” fallos en el control der acceso y la falta de medios materiales y humanos.

Alrededor de 3.000 personas, según las estimaciones de la Delegación del Gobierno en Ceuta, se han acumulado a última hora de la mañana de este martes ante la parte marroquí de la frontera del Tarajal, en la que las Fuerzas de Seguridad españolas aplican desde este lunes criterios más estrictos para permitir la entrada en la ciudad autónoma, vetada a quienes no porten permisos de trabajo o residencia en la localidad española.

El objetivo de este filtrado más exhaustivo de las personas que pretenden acceder a Ceuta por el paso fronterizo ordinario y no por el 'Tarajal II' es evitar las avalanchas que cientos de personas protagonizan casi a diario para superar los controles policiales y forzar su paso al país vecino con productos que las autoridades aduaneras marroquíes no aceptan en esta suerte de 'comercio atípico' consentido como economía de subsistencia.

Durante este martes ha entrado en Ceuta por el 'Tarajal II' un total de 2.455 porteadores varones --las mujeres tienen reservados para esta actividad los lunes y miércoles y los hombres, los martes y jueves-- pero cientos de personas, sobre todo mujeres, han sido rechazadas en la frontera ordinaria por los agentes de la Policía Nacional al no poder acreditar permiso de trabajo o residencia en la ciudad española.

N352