Fomento dice haber dado con la tecla para poner fin a las losetas resbaladizas del centro

Fomento dice haber dado con la tecla para poner fin a las losetas resbaladizas del centro
Operario quitando aplicando el ácido
Operario quitando aplicando el ácido  

- La Consejería optará por desbastar la piedra primero y abrillantarla con ácido después una vez arrugada para devolverle su brillo original

- El Ayuntamiento licitará el desbaste de todo el Revellín mediante un contrato menor


La arruga es bella y evita caídas a nada que el rocío, la lluvia o el taró humedezcan el pavimento del centro, concretamente el que tiene un color verde y lleva atrayendo los huesos hacía sí en las circunstancias citadas desde que se remodeló el paseo del Revellín, la calle Camoens y parte de la calle Real. Pero los días de resbalones aún pisando con cuidado parecen estar cerca de terminar si tal y como ha anunciado la Consejería de Fomento la última solución probada funciona.

La Consejería de Fomento, que dirige Néstor García, ha continuado esta semana con las pruebas para mejorar la rugosidad de las losetas resbaladizas en el Paseo del Revellín, donde se ha aplicado ácido en la zona que se está utilizando para realizar las pruebas, junto a la plaza Nelson Mandela, que previamente se había desbastado, alcanzando el nivel de rugosidad deseada.

Se trata de un procedimiento que combina el empleo de productos químicos y tratamientos mecánicos, después de que se realizara una consulta al Centro Tecnológico Avanzado Andaluz de la Piedra. Esta técnica, que ya se había probado en laboratorio, se ha llevado a la calle para comprobar si es la solución más eficaz ante el problema. Combina un procedimiento para, mejorando la rugosidad, hacer menos resbaladizo el suelo, y al aplicar posteriormente el ácido se le devuelve a la piedra su brillo y color original.

La Consejería licitará mediante un contrato menor la realización del desbastado de todo el Paseo del Revellín.