Fomento saca adelante la modificación que permitirá la instalación de marcas locomotoras


Fomento saca adelante la modificación que permitirá la instalación de marcas locomotoras

- La moficación permitirá la instalación de grandes marcas en Loma Colmenar y el Brull

- Se habilitan parcelas de 40.000 metros con 15.000 comerciales y 5.400 con 1.800 comerciales respectivamente

La Asamblea de Ceuta le ha dado este miércoles su visto bueno a dos propuestas de modificaciones urbanísticas presentadas por la consejera de Fomento, Susana Román, que persiguen facilitar la instalación en Loma Colmenar y en el Brull de las denominadas marcas locomotoras que estimulen el tejido comercial local y atraigan más visitantes de Marruecos.

En concreto Fomento ha llevado al debate plenario la modificación puntual del ámbito comprendido en el Acuartelamiento el Brull, con objeto de desarrollar el Plan Estratégico para el Desarrollo Económico de la Ciudad y la modificación puntual del ámbito de Loma Colmenar -Instalaciones Deportivas Punta Bermeja-.

Román ha aprovechado su intervención para poner en valor las gestiones realizadas desde que en noviembre se anunciara un ambicioso y urgente plan urbanístico para posibilitar la llegada a Ceuta de marcas como por ejemplo, Decathlon o Mercadona que atrajeran a su vez a comprar en la ciudad a más turistas.

Román ha reconocido que en este tiempo se ha avanzado en las negociaciones con Defensa para que libere el suelo que no usa, dando por sentado que el convenio se recogerá en el Plan General de Ordenación Urbano que ha avanzado llevará al Pleno en otoño.

También ha reconocido Román que en las negociaciones mantenidas por el Gobierno con promotores urbanísticos que harían posible la instalación de esas grandes marcas en la ciudad han aprendido que no se mueven hasta que todo está viabilizado desde el punto de visto urbanístico, de ahí que haya llevado a Pleno esta modificación puntual.

Román también ha repasado las tres alegaciones recibidas a esta modificación durante el trámite de exposición pública. Dos han sido presentadas por la empresa ATLAS (Cepsa), y han sido calificadas como “alegaciones de oportunidad” por Román y no jurídicas o técnicas.

De las explicaciones de Román se deduce el interés de ATLAS en mudar sus instalaciones actuales en Benítez para procurar en ese espacio un foco comercial y obtener rentabilidad a su terreno por otra vía, una operación que podría quedar frustrada ante el paso al frente dado por el Gobierno para establecer dos áreas comerciales de importancia, una en Loma Colmenar y otra en el Brull.

La otra alegación ha sido presentada por Septem Nostra para que se preserve dos Araucarias, especie protegida, que “obviamente se van a preservar”, según ha explicado Román.

Con la modificación aprobada este miércoles Loma Colmenar contará con una parcela de 40.000 metros cuadrados, de los que 15.000 podrán ser aprovechados para la instalación de superficies comerciales. En el Brull se renuncie a la construcción de más de 400 viviendas protegidas, como estaba previsto inicialmente, y se rebaja el proyecto a cerca de 200, a cambio se habilita una parcela de 5.400 metros cuadrados, de los que 1.800 podrán ser comerciales.

Una actuación en el Brull, que según ha defendido Román servirá también para dar nuevos servicios a las más de 750 viviendas que se han construido en la zona en los últimos años.