Hachuel asume que Ceuta está “trufada de construcciones ilegales” al tiempo que anuncia un derribo


Hachuel asume que Ceuta está “trufada de construcciones ilegales” al tiempo que anuncia un derribo

- El portavoz del Gobierno reconoce parte de responsabilidad del Ejecutivo, el mismo desde hace 15 años, en la proliferación de viviendas fuera del planeamiento urbanístico

- A la vez, Hachuel ha lanzado un mensaje de compromiso con la persecución y derribo de construcciones ilegales, como el que llevarán a cabo en Pasaje Recreo

El mismo día que se ha conocido la falta de planeamiento urbanístico de 89.000 metros cuadrados en la zona de Huerta Molino en la que han proliferado construcciones, pequeñas y grandes, el Ejecutivo que preside Juan Vivas ha anunciado la aprobación de un derribo en la zona de Pasaje Recreo Alto. Se trata de una sobrecostrucción de una vivienda que no ha ejecutado el requerimiento de derribo en los 15 días de plazo que tenía y que el Ejecutivo acometerá de forma subsidiaria, según ha informado el portavoz del Ejecutivo, Jacob Hachuel.

El Gobierno ha insistido en el afán que está poniendo en hacer cumplir la disciplina urbanística en los últimos meses y los varios derribos aprobados y ejecutados en el poco tiempo que ha transcurrido desde que arrancara la legislatura, “llevamos sólo 7 meses, aunque a veces a mí me parece que fueran 7 años”, ha bromeado el portavoz del Gobierno.

Aún así, Hachuel ha reconocido que “Ceuta está trufada de este tipo de construcciones alegales o ilegales” y ha mostrado que la intención del Ejecutivo es “regularizarlas cuando se puedan regularizar y derribarlas cuando sea conveniente”, nunca en ningún caso “destruir por destruir”.

A pesar del redoblado esfuerzo de los últimos meses por “perseguir las construcciones ilegales” llevado a cabo por el Ejecutivo de la Ciudad Autónoma, a su portavoz, Hachuel, no le ha quedado más remedio que reconocer que “algo de responsabilidad tendremos”, aunque ha dicho que es “relativa” en que la ciudad como él mismo había dicho “esté trufada de construcciones ilegales”. El reconocimiento dejando caer la mayor parte de culpa en quien construye fuera de la legalidad está relacionado con los 15 años que lleva gobernando el Partido Popular, tiempo en el que han proliferado en toda la ciudad este tipo de viviendas.

Aún así, Hachuel ha aprovechado la ocasión para mandar un mensaje inequívoco y subrayar la disposición del Gobierno a terminar con este tipo de construcciones. El portavoz ha aprovechado el anuncio del nuevo derribo para enviar un mensaje a todos los que estén en estos momentos pensando en construir de forma ilegal, para que tomen ejemplo de cuál va a ser su destino.

Lea también:

- Un informe de un técnico de Fomento cuestiona la legalidad de lo construido en Huerta Molino