Un informe de un técnico de Fomento cuestiona la legalidad de lo construido en Huerta Molino

Un informe de un técnico de Fomento cuestiona la legalidad de lo construido en Huerta Molino
La Productora de 'El Príncipe' eligió esta zona de la ciudad para simular el barrio
La Productora de 'El Príncipe' eligió esta zona de la ciudad para simular el barrio  

- Un informe técnico por otro asunto descubre que todo el ordenamiento de la zona está en el aire al no aprobarse de modo definitivo el Plan Especial de Huerta Molino

- El vial que debe conectar Huerta Molino con la calle Real, hecho a medias, y desaparecido de las inversiones del Gobierno está incluido en ese plan urbanístico

- En el planeamiento para la extensa zona de Huerta Molino, convertida en una especie de segundo Príncipe se reservaba espacio para un colegio y un polideportivo


Un informe de noviembre de 2014 firmado por un arquitecto municipal pone en duda la legalidad de la actuación urbanística desarrollada por la Ciudad Autónoma en la zona de Huerta Molino en Recinto Sur a lo largo de los últimos 21 años. En el citado informe, al que ha tenido acceso Ceutaldia.com, el arquitecto llega a afirmar que los servicios técnicos de urbanismo “desconocen el procedimiento llevado a cabo” por la Administración para aprobar el desarrollo urbanístico de la zona de Huerta Molino, “que se encuentra únicamente aprobado inicialmente y que por tanto entendemos no de aplicación ni en vigor en tanto no se apruebe definitivamente”.

En el año 1995, el Plano de la Asamblea aprobó de forma inicial, sólo inicial, lo que se conoce como un PERI, un Plan de Reforma Interior de Huerta Molino. Se trata de un instrumento que desarrolla lo recogido en el Plan General de Ordenación Urbana para un área concreta, en este caso se trata de 89.000 metros cuadrados comprendidos entre cortadura del valle, la cuesta de Canalejas, y calle Molino y Recinto Sur. En esta vasta zona el Plan General de Ordenación Urbana y el propio PERI aprobado sólo inicialmente preveía la construcción de edificios de viviendas, pero también reservaba metros cuadrados para viales, entre ellos el que debería conectar la zona de Huerta Molino con la Calle Real discurriendo entre los bloques de Real 90 y el edificio Roma que aún se construye en la zona. Está hecho hasta la mitad.

La carretera existente, donde quemaron recientemente un coche de un policía local, la construyó la promotora del enorme edificio Huerta Molino, el más alto en el ‘sky line’ de Ceuta. Un centenar de viviendas, que el técnico que firmó el informe en noviembre de 2014, no duda en afirmar que “estaría fuera de ordenación”, lo que no quiere decir que las licencias para su construcción “no estén bien concedidas, pueden estar bien”, ha aclarado al ser preguntado por Ceutaldia.com.

El Gobierno de la Ciudad Autónoma tiró de sus Planes de Inversiones la finalización del vial que facilitaría una nueva conexión norte-sur en el final del centro de la ciudad, hace ya unos años, sin dar más explicación que problemas con las expropiaciones necesarias para llevarlo a cabo. Para lo que queda por desarrollar, algo menos de 200 metros de calle, en apariencia existe un único propietario, que viene usando su parcela de escombrera y por la que pasean alegremente las gallinas.

Eso sí, justo al lado, prolifera la construcción de viviendas que van creciendo semana a semana, es la zona conocida como Patio Castillo y lo que la rodea. La zona es considerada como muchos vecinos como “un nuevo Príncipe”; no en vano, la productora de la serie de Telecinco ‘El Príncipe’ optó por el barrio que crece a la espalda de Real 90 hacia el sur, para rodar algunas de las escenas que sí grabaron en Ceuta.

Lo sucedido ilustra a la perfección la falta de control urbanístico por parte del Ejecutivo en los últimos años. En 1995 se aprobó de forma inicial este PERI de Huerta Molino, ese mismo año arrancó a petición de un particular un desarrollo dentro de ese PERI global, el del sector 1, la zona más al norte de Huerta Molino, donde se levanta un imponente nuevo edificio. El Ministerio de Fomento y la oficina de urbanismo dependiente de la Delegación del Gobierno dictaminaron en contra de ese plan refrendado por el Pleno del Ayuntamiento de Ceuta. Papeles que aparecen recogidos en este expediente de noviembre de 2014, pero que llevan fecha de junio de 1996 y que, según el técnico que redactó el informe estaban en expediente del PERI aprobado inicialmente. “Alguien se tendría que haber dado cuenta de que no estaba aprobado”, apostilla.

Colegio, pistas deportivas y espacios verdes

El PERI para la zona, 8,9 hectáreas, se quedó congelado en el tiempo, como en hibernación. Nadie volvió a mover un papel hasta el año 2005. Ese año de nuevo a requerimiento de un particular se aprobó, también en Pleno, otro plan para la zona, desarrollando otra pequeña parcela, la que ahora ocupa el edificio Huerta Molino. Otro desarrollo urbanístico que tampoco tiene donde agarrarse, porque el documento que le da validez y sentido no está aprobado de forma definitiva y cuenta con informes en contra del Ministerio de Fomento.

Mientras esa década entre 1995 y 2005 pasó sin que ni el Gobierno de Fortes, ni el de Sampietro, ni el de Vivas aprobaron el PERI de Huerta Molino de forma definitiva, cambiando o no lo necesario para obtener el visto bueno del Ministerio de Fomento, desde la administración local se siguió proyectando instalaciones deportivas y buscando parcelas para construir colegios, sólo resuelto y en parte hace apenas dos años.

Pues bien, el Plan General de Ordenación Urbana prevé para la zona espacios libres o verdes (como el del Parque de Santa Catalina), miles de metros cuadrados, pero además reserva 10.000 metros cuadrados para un colegio y otros 20.000 metros cuadrados más para infraestructuras deportivas.

Pero lo único que ha movido la Ciudad Autónoma en este tiempo, 21 años, fue un plan de reforma que permitió levantar un edificio de 10 plantas de altura y un centenar de pisos a instancias de un promotor privado. Un edificio que no está regulado dentro del ordenamiento, según el informe elaborado por un arquitecto municipal en noviembre de 2014.

En cambio sí han proliferado las pequeñas viviendas al estilo del Príncipe y han recrecido viviendas de toda condición y tipología, áticos con miras a la calle Real incluidos.

A pesar de ese informe, tampoco en 2015 el Ejecutivo planteó algún cambio o iniciativa urbanística para la zona, ni tan siquiera incluyó el vial en el programa de promesas electorales con el que concurrió a las elecciones. ¿Sabía alguien en el Gobierno que para desarrollar los 200 metros que restan a la conexión había que solucionar este PERI aprobado sólo inicialmente en 1995 y rechazado por el Ministerio de Vivienda y por eso se cayó de los planes de inversiones?