LICITACIÓN

INGESA dará 20 puntos a la clínica de Radioterapia más cercana para prestar el servicio entre 2 y 5 años

INGESA dará 20 puntos a la clínica de Radioterapia más cercana para prestar el servicio entre 2 y 5 años
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
La Administración saca a concurso el servicio para esos tratamientos por un máximo de un lustro. Sin novedades concretas sobre el proyecto de la clínica privada que ya tiene suelo municipal a precio simbólico en Loma Colmenar, el criterio económico (55%) será clave para la adjudicación.

El Ministerio de Sanidad, tal y como advirtió todavía con Rajoy en La Moncloa, no va a pagar 'de más' por los tratamientos de Radioterapia para que se presten a los pacientes de cáncer ceutíes, aunque sí valorará, con hasta 20 puntos, la cercanía de la clínica donde se ofrezcan a la ciudad autónoma. Así se recoge en el nuevo concurso para la prestación externalizada de ese servicio durante los dos próximos años (hasta 5 si se prorroga).

Las condiciones de la nueva licitación establecen que los criterios de adjudicación ponderarán con hasta 55 puntos la “proposición económica” de las empresas que concurran. Hasta 29 pesarán los elementos “evaluables automáticamente”, en concreto la “distancia del centro de tratamiento a Ceuta” (hasta 20), el “plan de atención al cliente” (hasta 6) y la “participación en el comité de tumores del Hospital de Ceuta” (hasta 3).

Con “hasta 16 puntos” se tendrán en cuenta “criterios de adjudicación que dependen de un juicio de valor” como las memorias técnicas descriptivas del centro sanitario ofertado (hasta 3), del equipamiento sanitario o no (hasta 6), de los recursos humanos (no más de 3) y “de la organización y funcionamiento” (hasta 4).

Al licitante que oferte el centro de tratamiento que esté situado “más cerca” en kilómetros se le otorgarán 20 puntos, el máximo, y al resto “se les puntuará de forma inversamente proporcional a los kilómetros de distancia que haya entre  el centro más próximo a Ceuta de todos los ofertados para los tratamientos y la ciudad autónoma”.

Desde la concesión de terreno municipal a precio simbólico, en 2017, para la construcción de una clínica privada, la compañía que se hizo con la concesión, ‘GénesisCare’, ha eludido informar sobre la evolución del proyecto, en el que prometió una inversión millonaria y su puesta en marcha con celeridad.

Con “hasta 16 puntos” se tendrán en cuenta “criterios de adjudicación que dependen de un juicio de valor” como las memorias técnicas descriptivas del centro sanitario ofertado (hasta 3), del equipamiento sanitario o no (hasta 6), de los recursos humanos (no más de 3) y “de la organización y funcionamiento” (hasta 4)

El consejero de Sanidad del Gobierno local, Javier Guerrero, explicó en el Pleno en julio que el expediente se ha visto retrasado, según ha precisado por el cambio de titularidad de 'Radon' a 'GénesisCare'. Supuestamente tendrá su licencia de obra en otoño y ahora el expediente de construcción está en manos del arquitecto municipal mientras que el permiso de implantación está pendiente todavía de “muchos informes”.

Para el INGESA “se mantienen las mismas circunstancias y necesidades” que hace seis años motivaron la contratación externa del servicio, ya que el Servicio Andaluz de Salud “no puede prestar a los pacientes de Ceuta estos tratamientos ni en localidades próximas ni en los plazos de tiempo que requieren las patologías a tratar”.

Durante los dos últimos años el avance más significativo que se ha producido es la asunción por parte de la Administración del precio del traslado de los enfermos en helicóptero sin necesidad de abonar su coste por adelantado.

Sin población suficiente

PP y PSOE están de acuerdo en que Ceuta no puede tener servicio de radioterapia propio. El Gobierno de Pedro Sánchez reiteró en diciembre que “dado que Ceuta posee una población de, aproximadamente, 84.300 personas (según el último Padrón), los criterios científicos no sustentan la implantación de una unidad de Radioterapia”.

Pese a la demanda social, la Administración ha defendido con independencia de su color político que poco más puede hacer que licitar "con exigencia siempre de las mayores condiciones de calidad y seguridad para los pacientes". A lo más que llegó es a comprometerse a que, “como en todos sus concursos, se tenga en cuenta la posibilidad más cercana de prestación del mismo”.

“Los pacientes de la ciudad tienen absolutamente garantizada la aplicación de la radioterapia por parte de INGESA en el hospital más cercano que dispone de estas instalaciones, en este caso el de Algeciras, y, como otros pacientes de España, es necesario que se desplacen”, estima el INGESA con independencia del color político del Ejecutivo central.

Los argumentos que sustentan tal afirmación incluyen que "para realizar la Radioterapia se precisan medios técnicos y humanos especializados, con instalaciones sofisticadas y su correspondiente mantenimiento y un equipo pluridisciplinar especializado de profesionales, ya que en el tratamiento por radioterapia participa un equipo de profesionales con experiencia integrado por oncólogos, radiofísicos, radioterapeutas, tecnólogos médicos, ingenieros de equipos, operadoras y auxiliares de enfermería".

Dicha "alta especialización" y la disponibilidad de esos equipos hacen que "todos los estudios nacionales e internacionales recomienden que su implantación se haga para un mínimo de 200.000 a 300.000 habitantes". "La recomendación general es que las instalaciones de Radioterapia deban atender a un mínimo de 400 a 425 pacientes al año [entre 4 y 5 veces más de los de Ceuta] para justificar su implantación, pues es la forma de garantizar a los pacientes que el equipo profesional está debidamente entrenado”, estima el Ministerio.