HÉLITY-ELIANCE Y BABCOCK

El INGESA declara desierto el concurso del transporte aéreo de pacientes ante 2 ofertas "inadmisibles"

El INGESA declara desierto el concurso del transporte aéreo de pacientes ante 2 ofertas "inadmisibles"
Imagen del helicóptero que se ha venido  utilizando para los transportes sanitarios aéreos desde Ceuta.
Imagen del helicóptero que se ha venido utilizando para los transportes sanitarios aéreos desde Ceuta.  

El INGESA ha declarado desierto el concurso para adjudicar el servicio de transporte sanitario aéreo de Ceuta al no ver admisible ni la oferta presentada una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por 'Hélity' y 'Eliance' [antes 'Habock'], que sumó 11,8 puntos, ni la de 'Babcock', la denominación actual de la antigua 'Inaer', que no pasó de 10,5.

La primera ganó pero no llegó a aprobar en formación del personal sanitario ofertado (obtuvo 6,7 puntos sobre 15 y su contrincante cero, ya que no aportó currículos detallados individuales) a pesar de que mucho del personal propuesto obtuvo valoraciones paupérrimas. No obstante, perdió tanto en organización del servicio (2,85 a 5,75 sobre 6) como en plan de contingencias (2,25 a 4,75 sobre 6).

Así las cosas, las dos ofertas se han considerado “inadmisibles” al no superar ninguna de ellas el 50% de la puntuación máxima asignada al conjunto de criterios que dependen de un juicio de valor, así que ni siquiera llegó a abrirse el fichero de proposición económica o el de mejoras evaluables automáticamente.

Ahora toca notificar la resolución a los licitadores, que podrán interponer recursos, e iniciar un nuevo expediente de contratación para la licitación del servicio “por el procedimiento que corresponda”.

La Administración sanitaria llevaba medio año con este procedimiento abierto pese a tres suspensiones de por medio para su adjudicación por 6,6 millones de euros durante 3 años y dar cobertura a unos 240 traslados al año.

El último contrato se adjudicó a 'Inaer' en agosto de 2014 por dos años prorrogables por otros tantos con un importe máximo para el periodo inicial de 2,39 millones de euros. La última prórroga se suscribió en enero de 2017 y su vigencia expiraba el pasado 17 de septiembre.

El INGESA consideró que las "circunstancias y necesidades" que dieron origen a sufragar este servicio de transporte sanitario aéreo se mantienen e incluyó la exigencia de que la adjudicataria proporcione el personal sanitario especializado (médico y de enfermería) necesario para los traslados de pacientes ante la "insuficiente de personal propio" para asistir a los enfermos en esas travesías.

El INGESA declara desierto el concurso del transporte aéreo de pacientes ante 2 ofertas "inadmisibles"