CUSTODIA Y SALA DE ESPERA

Interior planea acondicionar espacios específicos para presos en el Hospital Universitario

Interior planea acondicionar espacios específicos para presos en el Hospital Universitario
Imagen del clínico de Loma Colmenar.
Imagen del clínico de Loma Colmenar.  

La Administración General del Estado pretende poner a funcionar la nueva cárcel de Ceuta en otoño y, en paralelo, el Ministerio del Interior tiene el propósito de “habilitar una unidad de custodia y una sala de espera para las consultas externas” en el Hospital Universitario “que sean adecuadas para la población que albergará el nuevo establecimiento penitenciario de la ciudad autónoma”, según ha confirmado el Gobierno de Mariano Rajoy en su respuesta a la pregunta por escrito que sobre esta cuestión le planteó el diputado socialista Antonio Trevín. 

Según ha precisado el Ejecutivo central, el Ministerio que dirige Juan Ignacio Zoido se ha dirigido al Ingesa con el fin de que “indique la disponibilidad de espacios” para poner en marcha ese módulo hospitalario de custodia de reclusos en vez de seguir usando plantas y habitaciones comunes. Una vez obtenido, en su caso,  el visto bueno de la Administración sanitaria, se llevará a cabo la obra necesaria a través de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios.

El socialista también preguntó si el Gobierno tiene previsto “aumentar” la plantilla del Grupo de la Unidad de Seguridad y Protección de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que es el competente para realizar las custodias hospitalarias o si va a “mantener al Grupo de Atención al Ciudadano haciendo esas funciones sin que sean su competencia”.

El Gobierno de Rajoy ha remarcado en su contestación a Trevín que “es importante subrayar que el Ministerio del Interior gestiona el personal existente con criterios de eficacia y eficiencia, siendo de su competencia la asignación de funciones policiales, según la disponibilidad y capacitación de los efectivos disponibles en cada momento”.

La nueva prisión tendrá capacidad, cuando opere a pleno rendimiento, para multiplicar por siete la población reclusa de la ciudad autónoma, que en Los Rosales se sitúa en unas 200 personas. El equipamiento construido en Loma Mendizábal dispone de 700 celdas dobles y su volumen de ocupación “idóneo” se cifra en mil individuos. Si los últimos plazos para poner en marcha el nuevo equipamiento no fallan entrará en funcionamiento en otoño.