LAS OBRAS EN 2019

Interior reordenará carriles peatonales y adecentará la frontera a la espera del proyecto de reforma

Interior reordenará carriles peatonales y adecentará la frontera a la espera del proyecto de reforma
Imagen de archivo de uno de los muchos cierres parciales que ha registrado la frontera del Tarajal este verano.
Imagen de archivo de uno de los muchos cierres parciales que ha registrado la frontera del Tarajal este verano.  

Las obras de ampliación y modernización de la frontera del Tarajal, cn suerte, empezarán en 2018 y no será hasta 2019 cuando se empiecen a ver los primeros resultados. Mientras desde Delegación de Gobierno se apresuran a anunciar pequeñas obras a corto plazo. “Actuaciones de reparación y mejora de las actuales instalaciones” que pasan a grandes rasgos por “reordenar” los carriles del paso fronterizo, instalar cubiertas en los puestos de control y dar una mano de pintura para adecentar el entorno.

En este sentido, explican desde Delegación de Gobierno en un comunicado, se encuentra en estudio la “reordenación de carriles peatonales con rehabilitación de marquesinas, cubrición de puntos de control, tanto de vehículos como de peatones y limpieza y pintado de fachada del edificio principal de la aduana y muros colindantes, para su ejecución a corto plazo –a poder ser dentro de los diez primeros meses de 2018-”, precisan.

Obras casi de emergencia para adecentar el entorno fronterizo e intentar ganar algo de agilidad, aunque sea solo enn el tránsito de peatones por el paso del Tarajal a la espera de la elaboración de un Estudio de Viabilidad para la ampliación del Puesto Fronterizo de El Tarajal. Un estudio qu contempa el programa de necesidades y estudio de alternativas de actuación; un anteproyecto técnico para la remodelación integral del Puesto Fronterizo, que incluya el estudio de implantación de edificaciones y otras infraestructuras y la definición de las actuaciones de edificación y obra civil. Además de programar las actuaciones y fases, un estudio del impacto en los flujos de tráfico de vehículos y peatones y en el desenvolvimiento de los servicios y una estimación de costes desglosados por fases y proyectos derivados.

El estudio de Viabilidad, paso ineludible para diseñar el proyecto, ya ha sido encargado, apunta el comunicado de Delegación, mediante la correspondiente encomienda de gestión a la empresa pública ISDEFE, formalizada el pasado 15 de mayo de 2017 y deberá estar concluido dentro del presente año como plazo máximo.

El estudio de Viabilidad determinará no solo los proyectos concretos a desarrollar, también marca la pauta de los plazos. Sobre esta base, en el año 2018 se procederá a la redacción de los proyectos de obras que procedan y la posterior contratación de las obras de ejecución de los proyectos.

Sumando plazos de licitación, contratación, recursos y un largo etcétera sitúa el escenario más optimista de inicio de los trabajos, lentos y farragosos de por sí al desarrollarse en el entorno fronterizo, emplaza el comienzo de loso trabajos en 2019 y aún así en Delegación de Gobierno no las tienen todas consigo porque puntualizan: “Se procurará acelerar en la medida de lo posible las anteriores actuaciones para que el inicio real de las obras pueda tener lugar a principios del año 2019”.