MIL COCHES EN BENZÚ Y PARQUES DE CEUTA

La madeja de la gestión de vehículos abandonados, más enredada que nunca

La madeja de la gestión de vehículos abandonados, más enredada que nunca
El depósito de Benzú alberga actualmente unos 800 automóviles.
El depósito de Benzú alberga actualmente unos 800 automóviles.  

Quince meses después de que Emilio Carreira ordenase no llevar más coches al depósito municipal de Benzú, que iba a vaciarse en "dos o tres meses" para dejar paso a un proyecto de construcción de viviendas y quitar de la barriada la imagen "inmerecida" de vertedero, ese ámbito de gestión está más enredado que nunca. A fecha de hoy se acumulan mil automóviles entre el solar que lleva Amgevicesa y Parques de Ceuta, donde 'Mezquini' acoge a otros 200 tras ganar un contrato menor para 3 meses que suplió a la carrera la instrucción de llevarlos a 'Hidalgo', germen de un proceso judicial iniciado por el MDyC.

La concesión a 'Ibermad' de Benzú no se renovó y se licitó un concurso pero, más de 6 meses después de su resolución, ‘Loycat’, la empresa sevillana que en noviembre del año pasado hizo la mejor oferta para hacerse con la gestión de los vehículos abandonados que se localizasen en Ceuta, no llegará a hacerse cargo nunca del tema.

Fuentes del Gobierno de Vivas han explicado que los técnicos han concluido que no cumplía con los requisitos exigidos en los Pliegos, por lo que ahora han requerido a la segunda licitadora, precisamente ‘Ibermad’, que aporte la documentación necesaria para comprobar si esta sí lo hace.

La adjudicación de este servicio tomó extraordinaria notoriedad pública porque el entonces coordinador de los polígonos del Tarajal como personal de designación política del Gobierno de Vivas, Arturo Santórum, acudió a una Mesa de Contratación en representación de ‘Loycat’, propiedad de “un amigo”. El asesor fue cesado en apenas 48 horas. No menos llamativas fueron las cifras de las propuestas de las licitadoras. La sevillana ofreció pagar nada menos que 61 euros por coche cuando el mínimo de salida eran 20 euros. ‘Ibermad’, que llevaba asentada años en Benzú, solamente se comprometía a desembolsar 21, por lo que perdió dado que el procedimiento designado de adjudicación era "abierto mediante el único criterio del precio”.

Ninguna duda cabía entonces aparentemente sobre a quién se debía encomendar un servicio cuyo negocio para la concesionaria queda en “aprovechar” los elementos de los automóviles que puedan “reutilizarse”.

Sin embargo, los Pliegos del concurso establecían que el contratista debería disponer de unas instalaciones “con capacidad para, al menos, atender simultáneamente a 150 vehículos a motor a fin de poder dar el adecuado tratamiento a los mismos que allí se trasladen para su depósito”. También obligaba a “ofrecer la posibilidad de que se depositen vehículos durante las 24 horas del día” y “acreditar que las instalaciones estén vigiladas” día y noche.

Según fuentes de la Ciudad, la propuesta de espacio físico de ‘Loycat’, cuyo objeto social difiere radicalmente del requerido, fue la misma que la de otra empresa que, a su vez, ganó un contrato menor de la Administración local y que desde hace meses acoge alrededor de 200 automóviles generando unos costes que presumiblemente exigirán un reconocimiento extrajudicial de deudas.