Suspenden cautelarmente el concurso de patrocinio del helicóptero adjudicado provisionalmente a 'Hélity'

Imagen de la aeronave de la adjudicataria provisional.

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales del Ministerio de Hacienda ha acordado suspender cautelarmente a petición de Caballas la licitación 65/2017 de PROCESA para la incorporación de publicidad corporativa de la Ciudad a través de un contrato de patrocinio en una empresa de transporte regular de pasajeros en helicóptero, ya adjudicado provisionalmente desde el pasado jueves a 'Hélity' por 649.640 euros para dos años.

Según Caballas, la Secretaria de ese Tribunal le ha comunicado este lunes que ha estimado las medidas cautelares solicitadas de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 43 y 46 del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público y que, en consecuenca, ha suspendido la tramitación del procedimiento de contratación "hasta la resolución del recurso".

La coalición ha argumentado que la competencia para la celebración de todo tipo de contratos radica en el Consejo de Administración de PROCESA y no en su presidenta, así como que "el objeto del contrato no tiene relación alguna con el objeto social de PROCESA ni constituye una actividad propia de la empresa, sino que busca fraudulentamente que ésta se erija como poder adjudicador que suplanta al verdadero sujeto de este contrato, que no es otro, que la propia Ciudad".

A juicio de los de Mohamed Ali "existen una serie de hechos con potencialidad acreditativa más que suficiente para probar la existencia de una verdadera intención oculta, meramente subvencionadora", para 'Hélity' hasta el punto de que "el Gobierno de la Ciudad adoptó los acuerdos previos pertinentes para proceder a conceder una subvención nominativa por importe de 300.000 euros y el Consejo de Gobierno se aprobó un expediente de modificación de créditos para que figurara en los Presupuestos".

"Es tan burdo el fraude de ley que ni siquiera se ha querido aparentar una cierta desvinculación entre la subvención frustrada y la sobrevenida necesidad de celebrar un contrato de patrocinio", ha alertado Caballas en su recurso, en el que además interpreta que "es evidente que no existe una intención real de “revertir” en beneficio de la Ciudad el gasto sufragado por la institución".

Por su parte, desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) muestran su "total respeto a las decisiones de los Tribunales" y confían en que el TACRC les dé la razón, "por lo que no podemos más que compartir la decisión de paralizar un concurso, que desde el MDyC entendemos que no se ciñe a la legalidad de la contratación pública y así parece entenderlo en cierto modo cuando acuerda la paralización del mismo", se felicitan, pidiendo al "Desgobierno de Vivas" que "debería cumplir más le legislación y dejar de mantener una Corte de los Milagros que en nada beneficia a Ceuta.

 

El Desgobierno del Sr. Vivas, como ya hemos denunciado en demasiadas ocasiones, debería cumplir más le legislación y dejar de mantener una Corte de los Milagros que en nada beneficia a Ceuta.