FRONTERA

Marruecos ayudará a evitar la entrada en Ceuta de coches sin seguro o que no conduzca su dueño

Marruecos ayudará a evitar la entrada en Ceuta de coches sin seguro o que no conduzca su dueño
Las restricciones se implantarán desde el próximo lunes.
Las restricciones se implantarán desde el próximo lunes.  

Se acabó la manga ancha. Desde el próximo lunes, las Fuerzas de Seguridad "intensificarán" el control sobre los vehículos que acceden a Ceuta por la frontera del Tarajal, que no solo no podrán cruzar aquellos que "no cumplan las condiciones técnicas necesarias para circular por territorio nacional" sino también los que carezcan de seguro internacional ('carta verde') o que no conduzcan sus propietarios.

Así se ha acordado en la reunión semanal de coordinación que mantiene la Delegación del Gobierno con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil para "colaborar con las autoridades marroquíes en la erradicación de las flotas de vehículos dedicados al porteo en manos de un mismo dueño", según ha explicado la institución de la Plaza de los Reyes en un comunicado a los medios.

El Reino alauita ya barajó hace unas semanas adoptar una medida similar, aunque finalmente no la implementó por dificultades legales para restringir la salida de su territorio a conductores de automóviles ajenos. Ahora, tal y como adelantó Ceutaldia.com, desde España se va a ayudar a implementar esa limitación, que equiparará las condiciones de tránsito a las que se exigen en el país vecino para entrar en él con un coche (piloto propietario con excepciones muy reguladas con cónyuges, por ejemplo; seguro en vigor...).

El portavoz del Gobierno local, Jacob Hachuel, ha explicado que las Fuerzas de Seguridad serán inflexibles con los automóviles que "macroscópicamente", esto es, a simple vista, no estén en unas condiciones mínimas para circular, tengan dobles fondos o carezcan de asientos para así llevar más mercancías al otro lado de la frontera.

Los 'chantajes' de conductores que llegan a abandonar sus coches en la carretera nacional para, colapsando media Ceuta, 'obligar' a las autoridades españolas a pedir laxitud a las marroquíes, ha colmado el vaso de la paciencia y la permisividad en España. "La implantación de las tarjetas para porteadores a pie ha desplazado todavía más ese negocio que no deja ningún beneficio y resulta indigno y cercano al esclavismo hacia los coches pero vamos a usar toda a fuerza de la Ley para dar un paso más con el objetivo último de acabar con esa actividad", ha sido claro el también consejero de Gobernación.

El miembro del Ejecutivo ceutí ha destacado y agradecido la disposición de Marruecos a "colaborar" en la implementación de esta decisión.