LIMPIEZA

La máxima autoridad de CSIF denunciará a sus compañeros por usar un sello con su firma en la denuncia a Carreira y Vivas

La máxima autoridad de CSIF denunciará a sus compañeros por usar un sello con su firma en la denuncia a Carreira y Vivas
Malika Al Lal junto a Vivas en una reunión en el PP del presidente y la secretaria general con sus cuatro vicesecretarios generales./archivo
Malika Al Lal junto a Vivas en una reunión en el PP del presidente y la secretaria general con sus cuatro vicesecretarios generales./archivo  

La presidenta de la gestora del la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Malika Al-Lal, ha anunciado este mismo viernes que emprenderá acciones legales contra sus propios compañeros de sindicato después de conocer que la denuncia interpuesta por el Comité de Empresa de Trace contra el Gobierno de la Ciudad y que llevará ante el juez al ex consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, lleva su firma.

Los hechos los adelantó este medio este viernes. Carreira ha sido llamado a declarar por el juzgado como investigado por dos supuestos delitos de malversación y prevaricación que podrían haberse dado en la encomienda de gestión de limpieza a la empresa Tragsa. El mismo día, pero un poco antes que Carreira, tendrán que pasar por el juzgado para ratificar su denuncia los responsables sindicales de UGT, Francisco Lobato, CCOO, Juan Luis Aróstegui y CSIF, la propia Malika. La denuncia se dirigió tanto contra Carreira como contra el propio presidente del PP, Juan Vivas, que de momento no ha sido ni citado ni señalado como investigado.

Malika no ha desmentido en su comunicado que su firma figure en la denuncia, pero sí que ella firmara: “bajo ninguna circunstancia, he conocido, autorizado y firmado la referida denuncia”. Aunque pueda parecer una situación surrealista o digna de una trama de los Hermanos Marx, no lo es en absoluto. Tanto así, que la que es, además de máxima responsable en estos momentos de CSIF en Ceuta, vicesecretaria general del PP, que preside el propio Vivas,(denunciado supuestamente por ella), ha anunciado que ha “emprendido acciones legales contra la persona o personas que han hecho un uso indebido del sello identificativo del Sindicato y una usurpación de mi persona”, recoge su comunicado personal remitido a última hora de la tarde de este viernes.

Es decir, la vicesecretaria general del PP no denunció al presidente del PP, al menos no personalmente o no conscientemente. Si no que en el sindicato, según su versión de los hechos, tomaron un sello con el logo de CSIF y su firma para estamparlo en la denuncia que el Comité de Empresa de Trace interpuso contra Carreira y Vivas sin que ella hubiera dado su consentimiento concreto para esa firma.

Sobre el fondo de la cuestión, es decir, sobre si como máxima responsable del sindicato respaldará a sus afiliados y a los trabajadores que representan en el Comité de Empresa de Trace, en la denuncia contra el Gobierno por la encomienda de gestión a Tragsa, no ha dicho una sola palabra Malika Al Lal, en su comunicado. Aunque se deduce de la denuncia emprendida que no respalda a sus militantes, y que en este caso, se posicionará en la defensa de los intereses del partido del que es vicesecretaria general y que sustenta al Gobierno de la Ciudad.