El nuevo PGOU de Ceuta apostará por un desarrollo urbanístico “centrípeto” y “de compactación”


El nuevo PGOU de Ceuta apostará por un desarrollo urbanístico “centrípeto” y “de compactación”

- El documento, que Román llevará al Pleno para su aprobación inicial en julio, aboga por “priorizar” la utilización de las bolsas de suelo disponibles en el suelo urbano “con carácter previo a la clasificación de urbanizable”

- El último borrador conocido del Plan apuesta por diseñar una ciudad “que mire hacia el futuro con optimismo, de todos y para todos, atractiva para vivir, para visitar y también para invertir”

La consejera de Fomento del Ejecutivo de Ceuta, Susana Román (PP), ha asegurado este viernes que someterá a la consideración de la Cámara autonómica durante el próximo mes de julio para su aprobación inicial el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad autónoma, un documento que ya tiene cerrado y que apostará por un desarrollo urbanístico “centrípeto” y “de compactación” de su núcleo urbano.

En declaraciones a los medios tras la reunión semanal ordinaria del Consejo de Gobierno, la consejera ha avanzado que el Plan, que vendrá a sustituir a otro caducado desde 2002, intentará “obligar” a que se desarrollen los solares “sin uso” que sigue habiendo en el centro de la ciudad pese a su reducida superficie de 19 kilómetros cuadrados.

“Antes que recalificar suelo como el que todavía es del Ministerio de Fomento vamos a incentivar el uso del suelo urbano apostando por un modelo de compactación de la ciudad, que está limitada naturalmente por todos lados”, ha señalado.

El último borrador conocido del nuevo PGOU de Ceuta apuesta por “priorizar” la utilización de las bolsas de suelo disponibles en el suelo urbano “con carácter previo a la clasificación de suelo urbanizable”. El borde sudoeste de la ciudad, que llega hasta la frontera del Tarajal, se considera como “principal vector de expansión en consonancia con las nuevas grandes instalaciones de Defensa e Instituciones Penitencias previstas”.

“Uno de los planteamientos de base de la presente Revisión y Adaptación”, resume el proyecto, “radica en no centrarse únicamente en la decisión de los futuros crecimientos de la ciudad, sino también en cómo mejorar la existente, cómo suturar su periferia, cómo recuperar el medio ambiente y, finalmente, cómo va a integrarse en su territorio, el valor de su medio físico y la integración de las acciones estratégicas sobre el mismo”.

El documento persigue como “objetivo prioritario” diseñar una ciudad “que mire hacia el futuro con optimismo, de todos y para todos, atractiva para vivir, para visitar y también para invertir”, un espacio “capaz de ilusionar a los ciudadanos, de forma que lo hagan suyo y estén dispuestos a implicarse en su construcción”.

El Plan prevé la construcción de 6.305 viviendas, lo que implicaría un aumento del 28% del parque de 2001 y la ejecución de “medidas tendentes a suavizar las diferencias sociodemográficas entre el centro y el Campo Exterior respetando los elementos que singularizan y diferencian a dichos colectivos, que pueden no solo convivir sino enriquecerse mutuamente”.

El nuevo PGOU de Ceuta apostará por un desarrollo urbanístico “centrípeto” y “de compactación”