RECONOCIMIENTO

Los opositores a bomberos deberán presentar sus pruebas médicas durante un mes desde este lunes

Los opositores a bomberos deberán presentar sus pruebas médicas durante un mes desde este lunes
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Como sus homólogos de las oposiciones de la Policía Local entre finales de febrero y finales de marzo, el centenar largo de candidatos admitidos al proceso selectivo abierto para cubrir diez plazas en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de la Ciudad Autónoma deberán aportar en un sobre cerrado dirigido al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales desde este lunes y durante un mes (el 16 de mayo terminará el plazo) las pruebas exigidas en el primer paso de las oposiciones, el reconocimiento médico que debe “garantizar su idoneidad del opositor para la función de bombero”.

Los aspirantes están obligados a aportar una analítica de sangre y otra de orina, así como un test de agudeza visual, un electrocardiograma, una espirometría basal forzada, una audiometría y un informe de situación clínica “con indicación de antecedentes personales” emitido por el médico de familia del Servicio Público de Salud o el de Asistencia Colectiva (Muface, Mugenju...).

Los informes deberán ir “fechados, sellados y firmados” por un facultativo colegiado y en ejercicio y no podrán tener una antigüedad superior a tres meses. El incumplimiento de esas obligaciones conllevará “la eliminación del aspirante”.

El reconocimiento médico se calificará de ‘apto’ o ‘no apto’. Entre las causas de exclusión directa se cuentan las enfermedades o lesiones agudas que por las secuelas puedan impedir la función de bombero; la obesidad o delgadez manifiesta; malformaciones y lesiones cardiacas; alteraciones respiratorias por afecciones de tráquea y otros órganos; asma bronquial; retinopatías; trastornos de la palabra; tartamudez; epilepsia; toxicomanías; imbecilidad; úlceras invertebradas; enfermedades infectocontagiosas, etcétera.

Quienes reciban la calificación de apto se someterán después a una prueba práctica que tendrá como finalidad “que el aspirante demuestre que tiene perfecto conocimiento del medio en el que va a desarrollar su trabajo”. A cada uno se le facilitará un vehículo, y acompañado por varios miembros del Tribunal, se trasladará a uno o varios sitios o lugares de la Ciudad, que previamente serán indicados.

A continuación, antes del examen teórico, las pruebas físicas para bomberos estarán compuestas por un total de ocho ejercicios que se realizarán previa convocatoria al efecto y con el siguiente orden de ejecución: ascender torre de entrenamiento del SEIS de Ceuta; ascenso de auto-escalera; press de banca; trepa de cuerda; lanzamiento de balón medicinal (5 kilos los hombres, 3 las mujeres); natación (200 metros); carrera de velocidad (50 metros lisos); y carrera de resistencia (1.500 metros).