INCUMPLIMIENTO DE TRAGSA

La pasarela de Miramar sigue cerrada cuatro meses después de la foto electoral de Vivas y Deu

La pasarela de Miramar sigue cerrada cuatro meses después de la foto electoral de Vivas y Deu
Imagen de la pasarela este domingo.
Imagen de la pasarela este domingo.  

Corría el 18 de marzo, se acercaban las elecciones y el presidente de la Ciudad y Mabel Deu, a la sazón números 1 y 2 del PP en los comicios de mayo, se lanzaron a ver obras en ejecución. 'Vivas visita la pasarela de Miramar, que abrirá "en abril"', 'La pasarela de Miramar estará operativa para el próximo mes de abril', 'El puente peatonal de Miramar bajo estará operativo en abril', 'La pasarela de Miramar está a punto de abrir', 'La nueva pasarela de Miramar estará en funcionamiento en abril', rezan los titulares de la hemeroteca sobre una salida que el MDyC denunció y que costó a Vivas, aseguraron los localistas, 600 euros de sanción de la Junta Electoral por "confundir instalaciones y partido".

A final de este mes de julio se cumplirán seis años del trágico atropello mortal de una niña en ese punto de la N-352, aunque el proyecto de construcción de la prometida pasarela peatonal no comenzó hasta casi un lustro después.

En enero de 2018 se publicó el encargo a Tragsa, que batió todos los registros de plazos incumplidos con la rehabilitación de la antigua sede de la UNED y tampoco ha cumplido con esta obra. Tenía 14 meses de ejecución, pero cuatro meses después de que Vivas y Deu dijesen que ya casi estaba, la pasarela sigue cerrada este domingo.

El presidente de la Ciudad ha asegurado que en esta legislatura no seguirá encargando todo a la empresa pública, algo que en campaña justificó haber hecho por la falta de capacidad de la Administración para ajustarse a la nueva Ley de Contratos del Sector Público en tiempo y forma. Tragsa arrastra también meses de demora en la controvertida reforma de la Gran Vía, otro proyecto emblemático que se le encomendó, como el del nuevo 'Díaz-Flor', en plena ejecución.