DIEZ FUENTES Y UN JARDÍN VERTICAL

Lo (poco) que se sabe sobre la reforma de la Gran Vía

Lo (poco) que se sabe sobre la reforma de la Gran Vía
La Gran Vía, cerrada al público durante la procesión del Encuentro.
La Gran Vía, cerrada al público durante la procesión del Encuentro.  

 

Poco, muy poco, se sabe de la reforma de la Gran Vía. Un proyecto que el Gobierno guarda con celo y del que de momento solo se conoce el presupuesto, en torno a 9 millones de euros, el empeño por llevarlo adelante como “la culminación del proyecto de Juan Vivas”. Lo demás son rumores, detalles desvelados por la oposición o datos entresacados de la convocatoria de redacción del proyecto que ayudan a formarse una idea de cómo quedarán los más de 20.000 metros cuadrados que componen el proyecto de la zona que rodea a Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África incluidas.

De ese poco que se sabe hay datos más que sorprendentes que ya desveló Ceuta al Día en marzo como el número de fuentes previstas: diez, una de ellas con jardín vertical incluido. Diez fuentes ornamentales a repartir en la avenida Sánchez Prados, la plaza Virgen de África, la calle Jáudenes, la plaza Menahem Gabizón, Queipo de Llano  y las calles O’Donnel y Pepe Serón. Sin olvidar un jardín vertical de siete metros de altura en la plaza de la esquina de Gran Vía y Vitori Goñalons.

Un proyecto “despilfarrador" que ya denunció Caballas señalando que el Gobierno ha poner farolas al estilo de las del Paseo de Gracia de Barcelona que alertó además de que inversión concentrada en la Gran Vía superaba los 4 millones de euros, con intervenciones y ornamentos discutibles, como 200.000 euros para un monumento a la Orden Trinitaria, 350.000 para un jardín vertical y 183.000 para jardineras y 242.000 en "obras complementarias", sobre todo "tribunas y palcos" (97.257,46), pensadas especialmente para la Semana Santa.

Para el Gobierno no es ni mucho menos un despilfarro sino la conclusión de un proyecto político que comenzó con la peatonalización de la arteria principal de Ceuta,-Calle Real y Paseo del Revellín y Plaza Constitución- y ahora es el momento de renovar el otro eje del centro de la ciudad autónoma de la ciudad, la Gran Vía, la calle Jáudenes y la Plaza de África, . Un proyecto de reforma, que como afirmara en junio el consejero de Fomento, Néstor García, además de necesario para mejorar la imagen de la zona, es también la culminación “del proyecto político de Juan Vivas”.

Un lavado de cara necesario pues es esa la imagen que se llevan quienes visitan Ceuta, argumentaba Néstor García entonces, dándole la vuelta a las críticas de la oposición que afea el esfuerzo del Gobierno en el centro cuando las barriadas están “abandonadas”: “Tenemos un Plan de Inversiones con cuantías muy importantes y no llega al 10 por ciento lo que se va a dedicar al centro. Catorce millones de los fondos FEDER van a ir dedicados a la barriada del Príncipe, el centro también merece parte de inversión, el centro es de todos”, argumentaba.