CERTIFICADOS DE PROFESIONALIDAD

Procesa impulsa 8 cursos para formar a jóvenes como vigilantes, camioneros o conductores de autobuses

Procesa impulsa 8 cursos para formar a jóvenes como vigilantes, camioneros o conductores de autobuses
Uno de los cursos será de conducción de autobuses.
Uno de los cursos será de conducción de autobuses.  

La Ciudad Autónoma quiere formar jóvenes como vigilantes de seguridad, conductores de autobuses y vehículos pesados de transporte de mercancías (incluyendo derechos de examen, obtención de licencias y reconocimientos médicos), auxiliares de almacén, hosteleros, fontaneros y climatizadores y expertos en el mantenimiento de electrodomésticos. A esos sectores están ligados los ocho certificados de profesionalidad cuya impartición ha sacado a concurso Procesa por un poco más de 350.000 euros.

Los cursos formativos se realizarán en las instalaciones de la empresa adjudicataria y el contenido del contrato se centrará en la docencia a grupos de 15 personas por curso durante las horas lectivas correspondientes a cada certificado (entre 210 y 500) para las personas seleccionadas por la sociedad pública inscritas en el Sistema de Garantía Juvenil.

La duración del contrato se estima sobre un máximo de 6 meses contados desde el inicio de la actividad formativa para 120 alumnos (quince por curso).

La Garantía Juvenil es una iniciativa europea que pretende facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo. En España se enmarca en la estrategia de Emprendimiento Joven aprobada en febrero de 2013 por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Actualmente en el Sistema hay algo más de 2.500 ceutíes inscritos, 1.179 hombres y 1.379 mujeres.

Para ser beneficiario hay tener menos de 25 años (30 con discapacidad igual o superior al 33%) y, entre otros requisitos, que no haber trabajado ni recibido acciones formativas o educativas en el día natural anterior a la fecha de presentación de la solicitud.

La necesidad del proyecto que impulsa ahora Procesa se justifica en que "la situación de desempleo juvenil constituye una de las principales preocupaciones para el Gobierno de la Ciudad", por lo que "la mejora de la formación y de la empleabilidad de este colectivo orientan 'per sé' las políticas activas de empleo a emprender y de las que es un claro ejemplo la presente actuación, intentando centrarlas en sectores con mayores oportunidades de generación de empleo y valiéndose de un instrumento acreditativo de la formación recibida con validez y reconocimiento para todo el ámbito europeo".

Se trata de los certificados de profesionalidad, regulados por el Real Decreto 34/2008, que son el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la administración laboral. Acreditan el conjunto de competencias profesionales que capacitan para el desarrollo de una actividad laboral identificable en el sistema productivo sin que ello constituya regulación del ejercicio profesional.