"MUY LENTA"

La rehabilitación de la locomotora, único movimiento en la Estación de Ferrocarril, que sigue empantanada

La rehabilitación de la locomotora, único movimiento en la Estación de Ferrocarril, que sigue empantanada
Estado actual de la Estación de Ferrocarril.
Estado actual de la Estación de Ferrocarril.  

Diez años después de su adjudicación, se dice pronto, las obras de rehabilitación de la antigua Estación de Ferrocarril apenas reptan. Casi quince meses han pasado desde que el Gobierno de Vivas se puso muy bravo en una rueda de prensa, allá por agosto del año pasado, y aseguró que había "ordenado" a Dragados retomar los trabajos en el plazo de un mes mientras el Consejo de Estado resolvía si a la constructora había que pagarle el medio millón que reclamaba o los apenas 17.000 euros que estaba dispuesta a abonar la Administración.

En noviembre se supo que había que desembolsar cerca de 85.000 euros y el día 11 de ese mes la Ciudad y la empresa llegaron a un acuerdo, vía acta de replanteo, para terminar el proyecto antes de que se convierta en otra suerte de compromiso eterno como la RPT o el PGOU.

En enero, tras una desinfección, los directores de obra, José González y María José Aranguren; el representante del constructor, Alejandro Morón; y el director de ejecución, Juan Antonio Zoido, firmaron un escrito en el que solicitaban la redacción de un proyecto complementario que sumar a los modificados que ya se habían aprobado con Antonio López y Emvicesa al timón del proyecto vía encomienda de gestión que se dejó sin efecto en 2014

En febrero Caballas desveló que Dragados quería dos millones extra y cuando la obra ya tendría que haber estado terminada, en mayo, el consejero de Fomento, Néstor García, aseguró en el Pleno que, aunque no se viese en Ceuta, la obra avanzaba en un hangar de la península y que por eso se seguían recibiendo certificaciones, aunque varias han sido rechazadas o demoradas por los técnicos municipales.

La Dirección Facultativa se quitó del medio, dijo García que porque tenía mucho trabajo en el resto de España, y ese papel se encomendó a Javier Arnaiz. Así llegamos a peno verano, cuando se licitó un contrato menor de obras justo por debajo de 50.000 euros para la "instalación, traslado y reparación" de la locomotora, trabajo que finalmente se ha llevado también Dragados por algo más de 44.000.

Esa misión tiene un plazo de ejecución de tres meses, por lo que tendría que estar terminada antes de final de año. Mientras, lo único que se mueve en la vieja Estación de Ferrocarril después de "trece años de despropósitos" son, bajo una gran carpa blanca, los operarios que se encargan de "chorrear con arena la locomotora, pasivarla y trasladarla a su lugar definitivo en el hangar, sobre raíles, traviesas y balasto".

"El proyecto avanza muy lentamente, superando dificultades día a día pero sin renunciar definitivamente a terminarlo, lo que ya es un éxito", han resumido con resignación fuentes de la Ciudad Autónoma directamente vinculadas a seguir su desarrollo. El Gobierno de Vivas prevé invertir un millón de euros entre este año y el próximo en el "equipamiento" de la Estación de Ferrocarril.