"DECEPCIÓN" CON EL INGESA

El Sindicato Médico de Ceuta alerta de que la Sanidad local sigue "en continua agonía"

El Sindicato Médico de Ceuta alerta de que la Sanidad local sigue "en continua agonía"
Imagen de la rueda de prensa de este jueves.
Imagen de la rueda de prensa de este jueves.  

El Sindicato Médico de Ceuta ha alertado este jueves de que la Sanidad en la ciudad sigue "en continua agonía" pese a que "los facultativos llevamos 3 años denunciando su maltrecha situación y la necesidad de abordarla". "Ceuta, por su peculiaridad geográfica, es un área sanitaria de difícil desempeño médico que requiere de un tratamiento específico y especial, acorde a su singularidad", ha reiterado.

El colectivo dice estar "defraudado y decepcionado" con el INGESA. "Hay hartazgo, malestar e indignación de los médicos de Ceuta con el INGESA por no atender a las peticiones, cuyo fin último es mejorar la calidad asistencial de sus pacientes", ha aseverado en un comunicado en el que ha vuelto a exigir, en nombre también de los pacientes, que el Ministerio "declare Ceuta área de difícil desempeño médico" para evitar que siga la desbandada de profesionales, así como que eleve las inversiones.

Los médicos dicen soportar una "fuerte carga asistencial" por la atención a los usuarios y la "población flotante" marroquí que demanda "más tiempo por paciente para atender mejor". "Hace falta que se contraten más médicos y que se acabe con la inestabilidad laboral con oposiciones cada dos años", ha concretado.

También faltan especialistas "por la dificultad creciente para atraer médicos a nuestra ciudad y por la fuga de médicos (casi 60 médicos han abandonado nuestra ciudad en los últimos 3 años y algunos más están planteando marcharse), un problema que se agravará con las futuras jubilaciones".

Se añaden "graves carencias asistenciales" ligadas a la "falta de diversas especialidades (Máxilo Facial, Neurocirugía…), de subespecialidades médicas de infantil (Neurología infantil, Cardiología infantil, Hematología infantil, …), de unidad de hemodinámica, falta de UCI pediátrica, servicios médicos bajo mínimos con un solo cardiólogo, la plantilla de pediatras al 50%, cierres de quirófanos por falta de anestesistas...), continuas evacuaciones a la península, necesidad de renovación de equipos...".

El Sindicato Médico alerta de que "esta precariedad también se extiende a las prestaciones hospitalarias al paciente: hay habitaciones desprovistas de televisores, un servicio de restauración inadecuado para la demanda de familiares y acompañantes que permanecen días en el clínico de Loma Colmenar".

Por si fuera poco, se registra "la violencia sanitaria va en aumento y ha convertido a la profesión médica en una profesión de riesgo" mientras "falta acreditación oficial para la formación médica continuada; una situación injusta y que supone un grave agravio comparativo con respecto al resto de España, que repercute negativamente a la hora de oposiciones, concursos traslados, reconocimiento de méritos… y que llevamos arrastrando desde el 2011, sin que el Ministerio haya asumido su responsabilidad y obligación".

"Hemos recibido planes de choque que quedan en “papel mojado” y, paradójicamente, un trato discriminatorio respecto al resto de la mayoría de médicos de España con unas guardias que son las peor retribuidas de todo el Estado, ausencia de prorrateo de guardias en médicas embarazadas y en situaciones de baja laboral, o el complemento de exclusividad que ya solo se aplica en unas pocas regiones", han resumido.