TASAS

Sube el agua, el alcantarillado y las basuras; el IBI y el Impuesto de matriculación, congelados de momento

Sube el agua, el alcantarillado y las basuras; el IBI y el Impuesto de matriculación, congelados de momento
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La próxima factura de Acemsa, el ‘recibo único’ con el que se cobran la tasa de suministro de agua, la de alcantarillado y la de recogida de residuos sólidos urbanos, será más cara. El agua se encarece desde ya un 2% (el IPC armonizado de agosto pasado), mientras que el alcantarillado y la tasa de basuras subirán más pues en 2018 dan por finalizado el periodo transitorio extraordinario de actualización que a finales de la década pasada el Pleno acordó a aplicar sobre sus tarifas.

Con efecto desde el 1 de enero de 2009 y durante los siguientes nueve periodos impositivos, incluido este, que será el último, la tarifa del alcantarillado se ve anualmente incrementada en diez céntimos mensuales de factor fijo de disponibilidad (varía en función del calibre del contador de suministro de aguas con que cuente el inmueble al que se presta el servicio) y en cinco céntimos por metro cúbico de agua de factor variable.

La actualización de la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos para vivendas se estableció cada año, también hasta el próximo ejercicio, entre 70 y 95 céntimos extra, en función de la categoría fiscal de la calle de ubicación del inmueble. El servicio objeto de esta tasa comprende la retirada por la Ciudad, directamente o mediante contratación con terceros, de las basuras y residuos que los beneficiarios del mismo depositen en los contenedores u otros recipientes que, con tal finalidad, se implanten en las zonas o lugares donde radiquen sus inmuebles.

A partir de 2019 y salvo modificación normativa no prevista, los tres conceptos del ‘recibo único’ se encarecerán en el nivel que marque a finales de agosto el indicador de inflación armonizada que publica el INE.

El próximo año la Ciudad Autónoma prevé recaudar 2,07 millones por la tasa de recogida de basuras y Acemsa, 7,2 en concepto de suministro de agua, 3,4 por el servicio de saneamiento y 1,3 por el de depuración de residuos.

Por otro lado, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el que grava los Vehículos de Tracción Mecánica (el de ‘matriculación’) no evolucionarán, al menos de momento, al alza. Ambos están referenciados a la normativa nacional de Presupuestos Generales del Estado, que todavía no hay para el año próximo.

En el caso del IBI, vinculado a su vez al valor catastral de los inmuebles, en 2017 terminó el periodo de encarecimiento extraordinario transitorio que ha elevado el tipo de gravamen un 0,03% cada año.