55.000 CADA "CANDELABRO ARTÍSTICO"

Adjudicadas a dedo por un millón las farolas “artísticas” de Gran Vía, que se inaugurará sin los Trinitarios

Adjudicadas a dedo por un millón las farolas “artísticas” de Gran Vía, que se inaugurará sin los Trinitarios
Simulación de una de las 16 farolas de Gran Vía y aledaños.
Simulación de una de las 16 farolas de Gran Vía y aledaños.  

La sociedad pública encargada de las obras de reforma de la Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África ha encargado por por procedimiento negociado sin publicidad, esto es, adjudicación directa, el suministro de “candelabros artísticos de acero forjado”  para la Avenida Alcalde Sánchez Prados y aledaños. En total, 880.000 euros en 16 farolas, diseñadas por el arquitecto de Procesa, Ángel Moreno, responsable también de las obras de remodelación.

Finalmente, cada farola supondrá el desembolso de 55.000 euros a los que hay que sumar el IPSI, con lo que la compra de los 16 “candelabros artísticos de hierro forjado” se acercará el millón, exactamente 941.600 euros y el plazo de ejecución del contrato será der 24 meses a contar desde su adjudicación el pasado mes de julio.

En la mesa de contratación de TRAGSA, convocada el pasado mes de junio, la Unidad Central de Contratación explica que los contratos podrán adjudicarse por procedimiento negociado sin publicidad cuando las obras, los suministros o los servicios sólo puedan ser encomendados a un empresario determinado cuando el contrato tenga por objeto la creación o adquisición de una obra de arte o representación artística única no integrante del Patrimonio Histórico Español; que no exista competencia por razones técnicas; o que proceda la protección de derechos exclusivos, incluidos los derechos de propiedad intelectual e industrial.

La empresa adjudicataria de este jugoso contrato es Industria de Iluminación Roura atendiendo, explica el acta de adjudicación,  a que es “proveedor único por razones de protección de derechos exclusivos” al tener registrado el diseño industrial, pese a que, según explicó el propio arquitecto, Ángel Moreno, las había diseñado él mismo, incorporando motivos portugueses o incluso unos pequeños dragones de la fachada del Palacio Autonómico. Unas farolas que, insistió, “serían la seña de identidad” de la ciudad.

Los Trinitarios no llegarán a tiempo

Quien seguramente no llegará a tiempo para la inauguración de la Gran Vía, que el Gobierno calcula que estará lista para mediados de diciembre, será el monumento de los Trinitarios, cuyo revestimiento de piedra aún tardará seis meses a contar desde el mes de octubre, cuando se adjudique el contrato.