CONTRATACIÓN

Tragsa asegura que generará el grueso del empleo que necesite en Ceuta y solo traerá jefes y especialistas

Tragsa asegura que generará el grueso del empleo que necesite en Ceuta y solo traerá jefes y especialistas
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El Grupo público afirma que los casi 60 peones incorporados para ejecutar ‘Actuaciones de adecentamiento de diversas zonas de la ciudad’ hasta final de año han sido seleccionados a través del SEPE y que cobrarán conforme al Convenio de Limpieza. Caballas mantiene sus reparos sobre la contratación y el presupuesto y no descarta denunciar por malversación.


Tragsa prevé terminar de poner en marcha durante esta semana los equpos de trabajo que, durante los próximos seis meses, se dedicarán por encargo de la Ciudad, que le pagará 1,54 millones, a recoger escombros de volumen superior a 50 litros “en los puntos cercanos a los contenedores”; "retirar residuos de las zonas de los parterres no  accesibles debido a las dificultades existentes para llegar”; la recogida de residuos “en taludes, acantilados y zonas de difícil acceso”; la eliminación de basura de la zona fronteriza; la retirada extraordinaria de algas de las playas (“priorizando sistemas manuales”) y la gestión de todos esos residuos.

La plantilla necesaria para ejecutar la encomienda de ‘Actuaciones de adecentamiento de diversas zonas de la ciudad’ está compuesta por cerca de 60 peones que, según ha explicado el Grupo público han sido seleccionados a través de una convocatoria al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE, antiguo INEM) y se completará con tres mandos de su estructura fija procedentes de la península.

Tragsa, que suele operar en este tipo de trabajos con un margen de rentabilidad de “entre el 10% y el 15%” según las fuentes del sector consultadas, pretende mantener esa misma línea de gestión de recursos humanos en las encomiendas que vaya dejando en sus manos el Gobierno de Ceuta, que hasta ahora le ha encargado básicamente la redacción de proyectos pero que tiene previsto adjudicarle hasta un tercio de todo su Plan de Inversiones.

“Habrá personal directivo o especializado de la empresa que sea desplazado a Ceuta o que viaje asiduamente a la ciudad autónoma, para lo que se está licitando un concurso de compra de pasajes de barco, pero el grueso del empleo a generar será local”, han indicado desde Tragsa, que puede recurrir al SEPE, como ha hecho en esta primera ocasión, o formalizar contratos eventuales mediante convocatorias públicas.

Las cláusulas de su primer acuerdo con la Ciudad dicen que “corresponde exclusivamente a Tragsa la selección del personal que, reuniendo la cualificación profesional necesaria para el correcto desempeño de las tareas encomendadas, formará parte del equipo de trabajo adscrito a la ejecución”. Únicamente debe “procurar que exista estabilidad” y que las variaciones sean “puntuales” y “obedezcan a razones justificadas”.

Las retribuciones del personal se ajustarán “a lo recogido literalmente en el Convenio Colectivo del Sector de Limpieza Pública de Ceuta publicado en el BOCCE el pasado 2 de junio”, que prescribe una jornada laboral semanal de 35 horas con sueldo base por jornada completa para peones de 891,37 euros y otros 760 aproximadamente en el sumatorio de pluses de residencia, convenio, transporte, compensación y penosidad.

La mitad de los peones, treinta, trabajarán de lunes a viernes (el coste laboral unitario mensual por cada uno lo fija la Ciudad en 3.502 euros) y el resto durante los fines de semana y festivos (a razón de 1.188 por operario y mes, estima la Administración).  Además se prevé una brigada de limpieza vertical con 5 trabajadores (4.250 euros mes por individuo incluidos materiales de protección y seguridad). El pasado sábado comenzó a trabajarse sobre el terreno y todo el personal irá incorporándose a sus puestos durante los próximos días

La Consejería de Medio Ambiente obliga a Tragsa a contar con tres capataces (dos de lunes a viernes y otro para sábados, domingos y festivos), un coordinador técnico y un jefe de Actuación. Igualmente, deberá realizar cualquier sustitución “de manera inmediata”, de tal forma que la plantilla esté siempre disponible “al 100%” para la prestación de los servicios “en todas y cada una de las jornadas laborales”. El articulado de la encomienda deja claro que quedan “expresamente excluidos” de sus funciones “los trabajos objeto del contrato suscrito por la Ciudad [con TRACE] para la gestión del servicio público de limpieza viaria y recogida de residuos domésticos”.

La única excepción contemplada se refiere a las labores “en la zona de la frontera” y “la recogida extraordinaria de algas” en caso necesario en las playas, para las que “se prevé un fuerzo a los que actualmente presta la concesionaria”. La encomienda estipula que Tragsa podrá “concertar con terceros la realización parcial de la prestación” pero que tales operaciones “no podrán exceder el 50% del importe de adjudicación”. Si la Ciudad lo exige deberá ser informada al respecto tanto de la parte del trabajo externalizada como de su importe y del nombre de los subcontratistas.

 

Caballas no descarta denunciar

La coalición Caballas considera que lo “más escandaloso” de la primera encomienda de gestión de calado a Tragsa está en “pagar casi medio millón de euros por el alquiler de ocho vehículos durante medio año” y seguirá intentando esclarecer “cómo se puede presupuestar el coste laboral de un peón al mes en 3.500 euros”.

“Cuando tengamos la primera certificación estudiaremos si cabe la presentación de una denuncia por posible malversación de fondos”, explicaron ayer fuentes de la formación localista, que cifra en “medio millón de euros” el presunto “sobrecoste” de lo que se va a pagar por el trabajo encargado a Tragsa, que cuyo accionado todavía no forma parte la Ciudad Autónoma.

Caballas también estima que la selección de personal “aunque se diga que ha sido a través del SEPE y no de currículums con manos amigas” debe “someterse a lo que exige la legislación para empresas públicas, con la creación de Comisiones Paritarias con participación sindical y la remisión de tres candidatos por puesto”. Para terminar, la coalición “no entiende” que “un medio propio de la Administración” pueda “obtener ningún tipo de beneficio si no hay trampa por medio”.