Tragsa empezará en unos días las obras de los proyectos de Juan Carlos I y Juan XXIII

Tragsa empezará en unos días las obras de los proyectos de Juan Carlos I y Juan XXIII

La Ciudad prevé firmar "la semana que viene" el acta de inicio de la actuación integral de Juan Carlos I, un proyecto que ejecutará el medio propio Tragsa previo encargo toda vez que el BOCCE publicó el viernes ese paso preceptivo. Los trabajos aportarán a la barriada una plaza pública, un local social y un aparcamiento de unas 120 plazas. A la par irá el proyecto de Juan XXIII, encargo que recogerá el Boletín la semana próxima, por lo que "en los próximos días" también será firmada su acta de inicio.

La obra de Juan Carlos I tiene un presupuesto de más de 1,7 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses, dinero y tiempo necesarios para la construcción del aparcamiento proyectado en un solar en terraplén y diferentes desniveles que, en la actualidad, sirve como zona de estacionamiento improvisada.

Lo que se hará, más allá de los trabajos previos de desmonte y rellenos, ejecución de taludes, pilotes y cimentación, es una estructura y cubiertas que albergarán plazas para vehículos y el local social, que será accesible desde una nueva plaza pública dotada con diferente mobiliario, zona de juego infantil y un espacio para la estancia.

El edificio a ejecutar, proyectado por la Oficina de Control y Supervisión de Proyectos (OCISPE) de la Ciudad, será abierto, con una fachada compuesta por pilares con una inclinación de 15º respecto de la vertical, de manera que formarán una celosía de huecos; y tendrá tres plantas: la baja, con una superficie de 1.106 m2, servirá de aparcamiento; la primera, de superficie y utilidad similar; y la segunda, sobre la que estará el local social, con una superficie útil de 100 m2, una plaza de 97 m2 y más aparcamiento.

Esta construcción quedará articulada en torno a un patio interior, que proporcionará iluminación natural en las dos plantas bajo rasante del edificio; y el conjunto, para el que se empleará sobre todo hormigón armado, lo completarán la correspondiente señalización, jardinería y mobiliario (papeleras, barandillas, bolardos...), además de las acometidas básicas (luz, saneamiento, abastecimiento…).

Juan XXIII, a la par

En el caso de las obras que el Gobierno ha programado en Juan XXIII, el BOCCE publicará la próxima semana el encargo a Tragsa, previsiblemente el martes, de manera que en cuestión de días también estará firmada el acta de inicio. El proyecto, que como el anterior es trabajo de la OCISPE, contempla la construcción de una cubierta para la pista deportiva del barrio, plaza pública y la reedificación de un nuevo local social por 3,1 euros en 7 meses. Por lo tanto, su ejecución permitirá disponer de la pista deportiva existente en la actualidad con independencia de las condiciones meteorológicas, lo que maximizará su aprovechamiento. Además de eso, tendrá más espacio y un nuevo firme.

El proyecto contempla la demolición del edificio anexo, usado como local social, y la construcción de uno nuevo en el mismo lugar pero mayor y con mejores instalaciones -tendrá iluminación natural, local de reuniones, vestuarios...-. Su fachada dará a una plaza propuesta para paliar la escasez de espacios públicos de estancia en ese entorno, el de las barriadas Juan XXIII y O’Donnell

Ante esa falta de espacios públicos de estancia, la OCISPE propone la creación de una plaza sobre la cubierta de la pista y un recorrido alternativo al acerado existente para conectar ambas barriadas. Así, la obra presenta dos partes interdependientes aunque diferenciadas: por un lado, la ejecución de la cubierta que dará sombra a la dotación deportiva e incluirá una cierre perimetral para la misma y, por otro, ese espacio público a modo de plaza. Ambos objetivos quedarán integrados con un sistema de pórticos transversales a la pista deportiva y sobre él se ejecutará la cubierta transitable, conectada al interior mediante rampas.