SIN CONTRATO

Tragsa prestará el servicio de monitores de natación por el que 'Arasti Barca' reclama 2 millones

Tragsa prestará el servicio de monitores de natación por el que 'Arasti Barca' reclama 2 millones
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La Consejería de Turismo y Deportes ha encargado a Tragsa el servicio de monitores de natación y socorristas que se lleva prestando durante años sin contrato ante la incapacidad de la Ciudad para licitarlo en condiciones. La empresa pública cobrará 315.000 euros por un periodo de 9 meses que podrá ser prorrogable por otros tantos, un tiempo que se prevé más que suficiente para terminar el nuevo 'Díaz-Flor'.

La empresa ‘Arasti Barca’, la prestataria hasta ahora del servicio para el Instituto Ceutí de Deportes (ICD), presentó una enmienda al Presupuesto de la Ciudad reclamando que en el documento se incluyese la partida necesaria para “garantizar el cumplimiento de las obligaciones que el ICD mantiene” con la sociedad.

“La deuda a fecha 5 de diciembre”, explica en su escrito, “asciende a la cantidad de 1,78 millones de euros, cifra que no incluye las cantidades de otras reclamaciones que se siguen en la vía jurisdiccional”. Además, precisa que del ejercicio corriente y los dos anteriores el ICD adeuda 1,6 millones pese a que se han ejecutado los servicios “de acuerdo con el encargo del Instituto”.

“Sin embargo no se contiene el reconocimiento obligacional exigible en el Presupuesto, omitiendo los créditos para el cumplimiento de las obligaciones dimanantes de los servicios prestados a petición del ICD y ejecutados a satisfacción municipal”. Hasta el 19 de noviembre el ICD debía por sentencias firmes 0,45 millones, cantidad a la que estima que hay que sumar 120.000 euros de intereses y costas, suma que pide ver imputada al Presupuesto de 2019.